publicidad-webypunto-300x250

Mario Zumelzu señala que por esta arista Natalia Compagnon sólo deberá pagar multas, pero asegura que en investigaciones de otras partes que se desprenden del caso, la nuera de la Presidenta terminaría condenada. El abogado cree que el exministro Peñailillo puede haberse involucrado para gestionar la reunión con Luksic y no descarta que sea llamado a declarar en un futuro.

La Fiscalía solicitó ayer el cierre de la investigación para comenzar el proceso de acusaciones por el Caso Caval. El fiscal a cargo, Sergio Moya, explicó que las diligencias ya están agotadas y que el siguiente paso es presentar las acusaciones en contra de los imputados. Si bien algunos de los inculpados todavía podrán llegar a acuerdos con el Ministerio Público para negociar salidas alternativas, el persecutor fue claro en decir que Natalia Compagnon no tendrá esa posibilidad.

Con la primera arista del Caso Caval cerca de ser cerrada, en Diario y Radio Universidad de Chile conversamos con Mario Zumelzu, abogado querellante en el caso.

¿Faltó la declaración del exministro Rodrigo Peñailillo para definir su involucramiento dentro del caso?

La investigación del Caso Caval ha sido particularmente acuciosa y buena, sobre todo desde que la ha llevado adelante el fiscal Moya. Acá hay una causa madre, lo que se conoce como Caval. Gracias a esta investigación surgieron otras aristas a esta investigación, como es la partición de Natalia Compagnon en la estafa al señor Vial Concha y también otra arista que dice relación con algunas licitaciones en que habría tenido intervención parte de la familia presidencial. Nosotros pensamos que tenía cabida la declaración del exministro Peñailillo, por eso no la descarto a futuro.

Nosotros nos vamos a oponer, y tengo entendido que la Fiscalía también, al sobreseimiento de Sebastián Dávalos, de tal manera que lo que se cierra es solo una arista. Va a quedar vigente otra respecto del señor Vial Concha y también otra respecto de unas licitaciones del ministerio de Salud.

¿Y Peñailillo?

Ha sido una investigación larga gracias a la cual se ha descubierto responsabilidad penal de parte de la familia presidencial, de Natalia Compagnon en otras aristas. No era un negocio lícito y privado como dijo La Moneda cuando estalla este caso. Era un negocio ilícito, tanto así que hay juicio oral, formalizados, van a haber acusados y condenados. Tampoco era solamente entre privados, sino que también involucraba a funcionarios públicos. No descarto que a futuro pueda declarar el ministro Peñailillo.

Usted mencionó que no estaba de acuerdo con el sobreseimiento de Sebastián Dávalos, ¿por qué?

Yo creo que quedan situaciones que todavía no son difíciles de investigar pero no se pueden renunciar a priori a que surjan responsabilidades de Dávalos.

¿A qué se aspira desde la parte querellante específicamente respecto a las sentencias?

En esta arista la condena que Compagnon recibiría puede ser algo que la opinión pública no espera, esto porque por sus formalizaciones por delitos tributarios en cuanto socia de Caval, va a tener una multa importante y no mucho más allá que eso. De manera que en esta arista no vamos a tener a Natalia Compagnon con una pena de condena efectiva, como sí espero que la tenga en la arista de la estafa a Vial Concha, en que por la reiteración de los delitos de estafa estaría arriesgando pena de crimen.

Entonces las penas para esta arista serían multas…

Multas, solo multas importantes. Ella sorpresivamente en su minuto, por el fiscal Toledo, no fue formalizada por el delito de cohecho, a pesar de que es socia en un 50%.

Por la actividad que ella desarrollaba al interior de la sociedad de Caval no resulta creíble que no haya tenido conocimiento de las actividades de su socio Mauricio Valero respecto del cohecho para el plano regulador. El fiscal Luis Toledo no la formalizó por cohecho y en esa arista se escapó Compagnon, pero no se va a escapar en otras partes de esta causa en que más adelante va a ser sometida a juicio oral y va a terminar con toda seguridad condenada.

¿Por cohecho?

No, por la estafa a Vial Concha y por su intervención en algunas licitaciones en el ministerio de Salud.

¿Hubo privilegios en el proceso para Natalia Compagnon? ¿Fueron suaves con sus cautelares?

Lo dije en su minuto. Cuando se hizo la formalización, por allá en enero del año pasado, yo señalé que quería salir con la convicción de que todos éramos iguales ante la ley. Salí con la convicción contraria. El fiscal Toledo no se atrevió a formalizar a Compagnon por el delito de cohecho.

¿Qué rol juega para usted la Presidenta Michelle Bachelet?

Ojalá no sea así, pero va a quedar siempre la duda de si ella tuvo o no participación en que se otorgara el crédito a la sociedad Caval por parte del Banco de Chile. Repasemos lo que yo he visto muchas veces en estos dos años: Caval era una empresa que no tenía flujo. No tenía garantías suficientes que ofrecer. El crédito a Caval fue rechazado por dos bancos. En tercer lugar llegan al Banco de Chile, donde en primera instancia rechazan el crédito. Es llevado en una segunda oportunidad, que es donde finalmente se aprueba. El crédito se cursa un día después de que Michelle Bachelet es electa Presidenta de la República…

¿Entonces cuál sería su participación?

Yo tengo la convicción de que Michelle Bachelet sí tuvo participación en que el Banco de Chile otorgara este crédito. No puede ser de otra manera, porque Caval es una empresa que no tenía flujos, tenía pérdidas ese año, que no tenía garantías suficientes. El crédito lo pide para un negocio especulativo, para comprar un terreno que eventualmente iba a vender más caro porque se iba a cambiar el plano regulador. El precio para asegurar este negocio dependía de un hecho futuro e incierto: que se cambiara ese plano regulador.

Pero hay otro hecho que a mí me llama poderosamente la atención: ¿Por qué Andrónico Luksic, vicepresidente del Banco de Chile -quien además aportó importantes sumas a la campaña de Michelle Bachelet-, que se autodefine poderoso, contrata a los servicios de Natalia Compagnon para obtener los permisos definitivos que le permitieran operar a la planta de CCU en Quilicura? ¿Qué expertíz tenía Natalia Compagnon para cumplir con ese encargo? Solamente ser parte de la familia presidencial. Ahí queda una incógnita.

Yo creo que ese crédito se otorga en definitiva a petición de Bachelet, tal vez con intervención del ministro Peñailillo. De otra manera nunca se hubiera concedido ese crédito.

En algún momento se deslizó la posibilidad de que existiese un espionaje informático de parte de la UDI. ¿Eso nunca se corroboró?

Ese es un tema muy peregrino. Quedó descartado a los inicios de la investigación. Además que esto forma parte de la conducta habitual de Compagnon…

¿A qué se refiere con eso?

El engaño. El engaño que sufre Vial… Natalia Compagnon en esta causa nunca ha cooperado. Ella siempre, cuando va a declarar, va a confirmar cosas que la fiscalía ya sabe, pero ella no ha cooperado con la investigación.

Las sentencias, ¿para cuándo se esperan?

Después del cierre viene la acusación, luego vendrá la preparación del juicio oral y luego el juicio oral. En esta arista, insisto. Hay otras aristas.

¿Qué saldo le deja esta parte de la investigación?

El gran saldo positivo es que gracias a esta causa, en la que echamos de menos la formalización y acusación de Natalia Compagnon por el delito de cohecho, sin duda es una causa que ha servido para develar los sucesivos engaños e irregularidades en que incurrió una parte de la familia presidencial. Compagnon tiene responsabilidad en la causa principal y también en dos aristas, el tema de Vial Concha, con estafa reiterada y en que ella va a ser probablemente acusada y condenada a una pena efectiva y además la arista de Saydex, en que aparece Caval intermediando para que Saydex obtenga alguna ventaja en alguna licitación.

Crédito: Martín Espinoza – Diario UChile