publicidad-webypunto-300x250

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el coordinador del Estado para la visita papal, se refirió al rol que jugará Jorge Bergoglio, frente a temas como migración, conflicto mapuche y medio ambiente.

La confirmación de la visita del Papa Francisco a La Araucanía, ha generado una serie de reacciones desde distintos flancos.

Mientras que el Gobierno y la oposición han puesto el énfasis en las medidas de seguridad y un mensaje de reconciliación, desde las comunidades mapuches se mostraron poco optimistas respecto a su inclusión en la agenda del Sumo Pontífice.

En entrevista con Radio y Diario de la Universidad de Chile, el coordinador de Estado para la visita papal, Benito Baranda, aseveró que con su estadía, Francisco Primero, impactará en la discusión sobre problemas contingentes que afectan a los chilenos, especialmente el tema mapuche, el que ocurre en una las regiones más pobres del país.



“Yo no sé qué Papa no es político, yo creo que con la visita se impactará la ciudad, la polis, impactará la política que se está realizando, antes como arzobispo y después, en todos los mensajes entregados tiene una opción muy clara y decidida por aquellos que están excluidos de la sociedad, sus grandes tensiones con los gobiernos en Argentina, era por las personas que dormían en la calle, cuando se hizo la limpieza de Buenos Aires y la autoridad tiró fuera de la ciudad a estas personas, violentamente, prohibiendo su acceso al centro, todo eso da una señal muy grande. Es un Papa que desde un inicio solicitó una iglesia para los pobres”, señaló.

El coordinador de Estado para la visita papal, indicó que las ciudades escogidas en el itinerario, como son Santiago, Temuco e Iquique, fueron designadas debido a los problemas sociales, étnicos y culturales que ahí se desarrollan.

En ese sentido, Baranda precisó que Jorge Bergoglio desde sus tiempos como sacerdote en Buenos Aires se enfrentó al poder político ante dictámenes que afectaban a los más pobres.

“Si bien la ciudad de Iquique no es la que tiene más alta migración, si es la que históricamente ha tenido mucha llegada de extranjeros y además de muchas nacionalidades, también existe una cantidad de credos religiosos. En Santiago, un encuentro con lo urbano, con la ciudad, con los jóvenes, y me imagino en el caso de Temuco, quiere dar una fuerte señal de búsqueda, de concordia, de paz, de acuerdos en un lugar conflictivo. Este Papa ha visitado muchos lugares con conflictos mucho más grandes que ese, en el caso específico de Temuco hay un encuentro privado y me imagino que allí estarán representantes de distintos ámbitos de la comunidad”, subrayó.

Benito Baranda, agregó que el Papa Francisco durante su estadía en Chile, también se referirá en sus mensajes a los problemas que afectan al medio ambiente, su relación directa con el dinero y la ciudadanía, quienes al final representan a los más pobres, afectando su hábitat por la irrupción del poder económico en contra de la naturaleza.

“Tenemos hoy día grandes fracturas con el medio ambiente, y yo creo que se va a meter en ese ámbito, en el tema del vínculo con el dinero, por supuesto que sí, ambos temas están muy vinculados a la pobreza, yo creo que el sustrato que está detrás, no es sólo la pobreza donde tú pierdes dignidad, porque eres atropellado por no tener los bienes materiales o vivir dignamente, sino también, es pedirle a la iglesia que tengamos un mayor sentido de pobreza, que dependamos menos de bienes materiales y cuidemos el medio ambiente, ahí el credo religioso pasa a ser ya una inclusión cultural, una vinculación social, pero no un objetivo valórico”, recalcó.

Cabe destacar que el próximo 16 de enero el Papa ofrecerá su primera liturgia en el país en el Parque O’Higgins de Santiago, para continuar al día siguiente en el Aeródromo Maquehue de Temuco y culminar su agenda de actividades con una última ceremonia en la playa Lobito de Iquique el día 18 donde emprenderá rumbo a Perú.

De esta forma, mientras se espera que en Iquique, Jorge Bergoglio pueda referirse a materias de migración y la demanda marítima de Bolivia; en Araucanía haría lo propio respecto del conflicto del Estado con el pueblo mapuche.

Crédito: P. Campos y R. Fuentes – Diario UChile