publicidad-webypunto-300x250

La resolución judicial sindica a los ex uniformados como autores y cómplices del homicidio calificado de Rodrigo Rojas de Negri y el homicidio frustrado de Carmen Gloria Quintana, perpetrado en julio de 1986.

Este viernes, el ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, dictó una acusación contra 13 militares en retiro por su participación en calidad de cómplices y autores en el denominado “caso quemados”, uno de los crímenes más emblemáticos de la dictadura cívico militar.

En el escrito se sindica en calidad de autores a Nelson Medina, Luis Zúñiga, Jorge Astorga, Francisco Vásquez, Iván Figueroa, Julio Castañer, Leonardo Riquelme, Walter Lara, Juan Ramón González, Pedro Fernández y Pedro Franco.



Mintras, que como cómplices fueron acusados Sergio Hernández y  René Muñoz en calidad de encubridor.

En la investigación, el ministro en visita logró establecer que una de las patrullas, comandada por el Teniente Fernández Dittus, detuvo a los dos jóvenes por participar en la instalación de barricadas que habían sido instaladas en la vía pública.

Posteriormente, ambos “fueron reducidos por personal militar con golpes y amenazas con armas de fuego”, ubicados contra un muro de calle Hernán Yungue y rociados sus cuerpos con un líquido inflamable para luego prenderles fuego.

Además, la resolución estableció que ambas víctimas -Rodrigo Rojas y Carmen Quintana-  fueron luego trasladadas por suboficiales y conscriptos hasta un sitio eriazo de la comuna de Quilicura y allí, “en una zanja finalmente los abandonan heridos, a su suerte, de manera de favorecer la impunidad de sus actos y sin haberles prestado ninguna ayuda médica dada la gravedad de sus heridas”,

El dictámen se da a 31 años de ocurrido el emblemático caso en la comuna de Estación Central.

Revisa aquí la resolución judicial.

Crédito: Diario Uchile