publicidad-webypunto-300x250

El candidato de la Nueva Mayoría acusó que tanto la banca privada como pública le ha negado préstamos para llevar su candidatura adelante, situación que también afecta a la abanderada DC, puesto que ambos son parlamentarios. Algo que ha causado molestia en la coalición oficialista, ante la evidente condición favorable de Sebastián Piñera, quien aportó 200 millones de pesos de su bolsillo para su candidatura.

El financiamiento de las candidaturas ha tomado protagonismo a días de que haya iniciado de manera oficial el período de campañas. Esto a partir de la molestia en el candidato Alejandro Guillier, ante la imposibilidad de acceder a créditos bancarios.

Primero el problema fue con el Banco Estado, institución pública, quienes negaron un préstamo al abanderado de gran parte de la Nueva Mayoría para financiar su carrera por La Moneda. La respuesta entregada por Jorge Rodríguez, presidente del banco, fue que por ley un parlamentario no puede endeudarse con empresas estatales.

Pero además, Guillier acusó a la banca privada de no querer concederle préstamos, en decisiones tomadas por el directorio de cada una de las empresas a las que se acercó a solicitar el dinero que permita financiar su campaña.

En esta molestia el candidato ha sido respaldado por los partidos de su bloque, quienes acusan que la competencia carece de igualdad. Una de las que criticó la decisión de los bancos fue la diputada radical y vocera de la campaña, Marcela Hernando.

“Esto pone en evidencia una situación que es para todos clarísima, que es que hay una desigualdad de condiciones con aquellos que son millonarios, y que en este país podrían solamente ellos acceder a un cargo de representación popular. Nosotros hemos puesto condiciones de transparencia en el financiamiento de las campañas y eso hace que la única posibilidad que tengan los candidatos que no son millonarios es postular a créditos de la banca”, manifestó.

Un hecho que resalta esta situación es que la competencia por parte de Chile Vamos es el ex presidente y empresario, Sebastián Piñera. El ex mandatario, según datos de la revista Forbes, es el tercer hombre más millonario de nuestro país, con una fortuna que asciende a los 2.500 millones de dólares.

Recordemos que hace algunas semanas, según comunicó el Servel, Sebastián Piñera aportó 200 millones de pesos de su bolsillo para financiar su campaña, algo que difícilmente podría hacer cualquiera de los otros candidatos en competencia.

Pero desde el comando de Sebastián Piñera no dieron señales de empatía ante la falta de dinero del contendor en la Nueva Mayoría. El jefe político del comando del ex mandatario, Andrés Chadwick, manifestó que la acusación de Guillier es un “lloriqueo”, puesto que él mismo aprobó la ley de financiamiento.

Pero no sólo Guillier se ve afectado. La candidata de la Democracia Cristiana, Carolina Goic, se cuadró con el otro representante de la Nueva Mayoría en esta avanzada, puesto que al ser senadora, está viviendo las mismas restricciones que Guillier.



La congresista insistió en el mismo punto, en la facilidad que tiene el candidato de Chile Vamos para financiar su candidatura.

“Pareciera que solamente aquellos que tienen recursos, como Sebastián Piñera, pueden participar en una campaña presidencial.Quienes no somos empresarios, quienes no tenemos fortuna, no podemos financiar una campaña”, señaló.

Carolina Goic emplazó al gobierno a tomar cartas en el asunto, a que hiciera que la ley de financiamiento público de campañas funciones, sino que “le entreguen la banda presidencial directamente a Sebastián Piñera”.

Desde el comando de Alejandro Guillier, el coordinador general de la campaña, Osvaldo Correa, expresó que la situación que hoy viven es igual a la del 95% de chilenos que no pueden acceder a la banca privada para pedir créditos, asegurando que tal como lo hacen los ciudadanos, ellos saldrán adelante.

Crédito: Maximiliano Alarcón – Diario UChile