publicidad-webypunto-300x250

El director de la Fundación Creando Salud, Matías Goyenechea, se refirió a los cargos que formulará la Superintendencia de Salud en contra de las isapres Banmédica, MásVida y Cruz Blanca, afirmando que se trata de un asunto formal que no cuestiona el modelo de fondo. Por su parte, el abogado Mauricio Daza, criticó la demora en las acciones por parte del organismo estatal.

“Chile es único país del mundo que tiene un sistema de salud con prestadores privados, aseguradoras privadas, bajo un mismo dueño y con un nefasto sistema de financiamiento entre ellos”, afirmó Matías Goyenechea.

El director de la Fundación Creando Salud, se refirió a los cargos formulados por parte de la Superintendencia del ramo contra tres isapres por integración vertical.

Tal y como lo anticipó nuestro diario electrónico, después de casi un año de investigación, la instancia gubernamental, anunció que denunciará a las isapres Banmédica, Masvida y Cruz Blanca, además de interponer sanciones por “administración compartida”, por dualidad de funciones de altos ejecutivos, claves en las tres empresas.

En conversación con Radio y Diario de la Universidad de Chile, Matías Goyenechea, advirtió que en la práctica, esto genera un incentivo en las aseguradoras para que el usuario sobreconsuma prestaciones.

“Por ejemplo, el médico aplica 10 exámenes al paciente, de los cuales le sirven dos, ese es un poco el fenómeno, lo que general es un trasvasije de recursos de la aseguradora al prestador. Lo que genera la integración vertical, a través de contratos donde las personas pueden acceder solamente a ciertas clínicas y si va a otra que no es de la misma red, le cobran el doble o le triple, entonces lo que busca este sistema en Chile es que los recursos de la isapre, que es un intermediador financiero, terminen en el mismo holding o grupo empresarial, y que la gente gaste más plata en esto, en ese sentido es perverso”, argumentó.

Goyenechea agregó que Chile es el único país del mundo donde la gente paga más por seguros sanitarios privados, en comparación al gasto público, incluso peor que los Estados Unidos, modelo al que copió la dictadura en 1981.  Asimismo, criticó los cargos presentados contra las isapres formulados por el ente regulador, dirigido por Sebastián Pavlovic, que apuntan a la duplicidad de funciones de altos ejecutivos “no así al hecho concreto de prácticas abusivas debido a la integración vertical de las compañías”.

“La gracia de esto es que nuevamente emerge la discusión, más allá de cuestionar algo de fondo, porque si uno ve efectivamente lo que se hizo, es de que el director de la isapre era el mismo de la clínica, los gerentes son los mismos, y por lo tanto, existía información privilegiada, o sea, no se está cuestionando la integración vertical, es entrar de una manera formal al problema, pero no al fondo que básicamente gira en torno al negocio, y yo creo que es urgente plantear una reforma estructural al sistema de salud, la solución tiene que ser integral”, subrayó.

En la misma línea, Mauricio Daza, abogado querellante en el caso Penta, cuestionó las implicancias de este grupo empresarial, que controla precisamente el holding Banmédica.

El jurista representante de la Fundación Ciudadano Inteligente, precisó que la iniciativa de la Superintendencia de Salud ha sido tardía. Además, sostuvo que es necesaria una legislación adecuada que proteja a los usuarios, evitando abusos a través de la sobre prestación de servicios, impulsada por la integración vertical de las misma empresas.

“Este es un sistema que no se ha querido abordar de una manera efectiva, ahora, la reacción de la autoridad en la materia ha sido bastante tardía, es un mercado  pequeño, híperconcentrado, bastante abusivo y la regulación que existe no contempla la competencia y la corrección de las personas que operan el sistema, entonces ahí falta una decisión de la autoridad pública, de poder hacer efectiva sus facultades en contra de estas isapres y en resguardo de los afiliados”, detalló.

Hasta el momento la formulación de cargos de la Superintendencia de Salud solo ha tenido respuesta de una de las tres empresas cuestionadas. Desde Cruz Blanca indicaron que están en proceso de revisión del documento, para luego realizar los descargos pertinentes. Desde la Asociación de Isapres de Chile tampoco se ha emitido opinión al respecto.

Crédito: Rodrigo Fuentes – Diario UChile