publicidad-webypunto-300x250

Senado aprobó informe de comisión mixta del proyecto que establece que los gobernadores regionales sean electos por un 40% de los votos. Sin embargo, esta es la primera de tres instancias que debe pasar el proyecto, en las siguientes etapas se debe discutir cuándo y cómo se ejercerá este cargo.

Con  24 votos a favor, 1 en contra y 9 abstenciones, la Sala del Senado aprobó el informe de la Comisión Mixta sobre el proyecto de elección directa de gobernadores regionales.

Sin embargo, fue calificada como una “mera ilusión”, por algunos parlamentarios, la posibilidad de que exista elección de gobernadores regionales el próximo año como lo comprometió inicialmente la presidenta Michelle Bachelet.

Una visión que se reiteró durante la votación del proyecto de reforma constitucional de elección de intendentes en el Senado, la que se realizó luego de varias postergaciones.

Más temprano, un grupo de parlamentarios de la denominada “bancada regionalista” habían acudido a la Moneda, para solicitarle al ministro del Interior Mario Fernández, “sincerar” la disposición del Gobierno en esta materia.

Luego de la cita, los legisladores expresaron sus cuestionamientos respecto al rol que han tenido algunos parlamentarios, quienes, según señalan, a partir de distintas excusas, se han opuesto a la normativa.

En este sentido, la presidenta de la comisión de Gobierno de la Cámara, Daniella Ciccardini, apuntó a las dos propuestas legales que restan por tramitar, las que podrían hacer que la posibilidad de intendentes electos el próximo año, no vea la luz.

“Acá puede haber mucha voluntad política por parte del Ejecutivo, pero aquí no hay voluntad política por parte de los parlamentarios (…) ¿dónde está la trampa? Y ahí es donde hago el llamado al Ejecutivo, es en la ley orgánica constitucional y lo que pasa con el traspaso de competencias. Sin aquello, lamentablemente la elección del intendente es letra muerta, y no hay ninguna posibilidad de que podamos tenerlo para 2017”.

Más enfática fue la senadora de Amplitud, Lily Pérez, quien pidió transparencia en el debate, señalando que la elección de la nueva autoridad el próximo año es una situación imposible y lejana de concretar.

“Se tienen que verificar y sacar adelante legislativamente las atribuciones y competencias y una vez que eso está listo recién se va a ver la fecha de la elección. Entonces, es importante decirlo, porque hay mucha gente en nuestro país que está esperando y anhelaba esta elección para el próximo año que se ve realmente imposible y lejana de concretar para el año 2017”

En relación a la ley de transferencia de competencias, -que deberá ser revisada en una comisión mixta- el senador Antonio Horvarth acusó un doble discurso por parte de algunos legisladores, apuntando a que éstos cuestionan el proyecto como una excusa para no sacar adelante la iniciativa.

“Respecto a la transferencia de competencias, aquí claramente hay un doble discurso ¿por qué no revisamos cuando se votó esto entre el año 2010 y 2014?, donde en este mismo senado, las personas que hoy en día están diciendo que no tenemos suficiente traspaso de atribuciones, competencias a las regiones, votaron a favor de esa reforma que era verdaderamente aberrante, o sea, las regiones tenían que pedirle al presidente de la República si pudiera traspasarle estas atribuciones y competencias”.

El parlamentario independiente enfatizó que el Congreso y el Ejecutivo deben garantizar que el traspaso de competencias se haga antes de mayo del próximo año y la ley orgánica de elecciones, antes de abril, para que pueda elegirse a las nuevas autoridades en 2017.

En tanto el senador Alejandro Navarro emplazó a los legisladores a explicitar el debate y a no engañar a la ciudadanía. Recalcó que los tiempos legislativos no deben ser una excusa, recordando que el Senado ha despachado leyes en sólo 24 horas.

Crédito: Montserrat Rollano  – Diario UChile