publicidad-webypunto-300x250

El Ministerio Público se encuentra indagando en la información publicada por Ley de Transparencia en la web del Senado, con el fin de clasificar quiénes son los parlamentarios que más han incurrido en este tipo de gastos, y quiénes son los proveedores que se han visto más beneficiados.

La investigación encabezada por la Fiscalía respecto de presuntas irregularidades en los pagos de asesorías externas solicitadas por parlamentarios, se encuentra actualmente enfocada en el comportamiento de los senadores de nuestro país.



El fiscal regional Oriente, Manuel Guerra, a cargo de la diligencia junto a los persecutores Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, han pesquisado durante las últimas semanas la información contenida dentro del sitio web del Senado.

El hallazgo, público para cualquiera que visite la plataforma, busca especificar a cuánto asciende el gasto en asesorías externas sumadas entre 2012 y 2017, además la cifra específica de cada uno de los años recién mencionados. Asimismo, establece un listado con la cantidad de veces en que un parlamentario ha incurrido en este tipo de gastos, además de quién son los proveedores de servicios más frecuentes.

En este contexto, según publicó La Tercera, en el plazo investigado por el Ministerio Público, 51 senadores gastaron $6.200 millones repartidos en 324 asesores distintos, por un total de 4.505 servicios.

Entre los que más solicitan asesorías se encuentra en primer lugar Guido Girardi (PPD) con $200 millones, seguido por el RN Francisco Chahuán, quien suma $199 millones y luego el senador del mismo partido, Alberto Espina, con $195 millones.

Mientras que entre los proveedores, el que más dinero ha recibido es Manuel Benítez Gibbons, abogado del senador Carlos Bianchi, quien figura con $190 millones en total. Le sigue el también abogado, asesor del socialista Juan Pablo Letelier, Juan de Dios Parra, quien figura con $169 millones. Luego viene Pablo Urquízar, ex jefe de gabinete de la Secretaría General de Gobierno durante el mandato de Sebastián Piñera, con $119 millones por asesorías a Alberto Espina y Jacqueline Van Rysselberghe.

Crédito: Diario Uchile