El candidato de Chile Vamos recurrió a Mauricio Macri para contrarrestar el mensaje que entregó Mujica en el Paseo Bulnes. Su intervención estuvo dirigida a las personas que creyeron en el proyecto del Frente Amplio, sobre todo aquellas que aún no se deciden por Alejandro Guillier. “Recuerden que Hitler llegó al poder porque los de izquierda se mataban entre ellos”, sentenció.



La visita de José Mujica a Chile para cerrar la campaña oficialista de la segunda vuelta presidencial, resultó ser una jugada que obligó al piñerismo a reaccionar, tanto así, que en cosa de horas tuvieron que salir al paso de la contingencia y conseguir el apoyo de Mauricio Macri, el amigo de Sebastián Piñera que en 2015 frenó el proceso kirchnerista comandado desde la Casa Rosada en Argentina.

Pocos quedaron indiferentes ante la venida del ‘Pepe’, lo que anotó, por lejos, uno de los puntos más importantes para el comando de Alejandro Guillier y una apelación apenas nada disimulada al electorado del Frente Amplio. El ex mandatario y actual senador uruguayo, encabeza en su país una coalición de nombre homónimo a la liderada por Giorgio Jackson y Gabriel Boric, ambos diputados que oficializaron su apoyo al candidato de Fuerza de la Mayoría este miércoles.

“Solamente memoria para los que son medianamente progresistas. Recuerden que Hitler llegó al poder porque los de izquierda se mataban entre ellos, en lugar de pelear contra Hitler. Recuerde que Franco se aburrió y murió en una cama porque en lugar de defender con todo la República española, se dedicaron en gran medida a pelearse entre ellos”, dijo el ‘Pepe’ frente a los periodistas apostados en la calle.

Unos minutos antes de esa intervención, este medio conversó con Nicola Cetraro, asesor desde 1985 de Líber Seregni, general que fundó el Frente Amplio uruguayo en 1971, dos años antes del golpe de Estado liderado por  Juan María Bordaberry. Cetraro anticipó el mensaje que daría a la opinión pública de Chile el ex presidente uruguayo: “El ‘Pepe’ va a dar la señal por la opción que impida el ascenso al poder de Piñera”, comentó.

Imponer una esencia frenteamplista

La premisa central del Frente Amplio uruguayo quedó graficada en una frase que acuñó el mismo Seregni. Así lo relató Nicola Cetraro: “el general la empleaba mucho y yo creo que con acierto político. Él hablaba de ‘la unión en la diversidad’. Eso es la esencia de este conglomerado y yo creo que se ha mantenido durante los años”.

Seregni murió en 2004, un año antes de que Tabaré Vásquez se transformara en el primer Presidente de izquierda de Uruguay. Los meses anteriores a su fallecimiento, el fundador del conglomerado se reunía todas las semanas con José Mujica a conversar sobre el horizonte del gran movimiento aglutinador.

“Se conocían entrañablemente y cada vez se llevaban mejor. Las coincidencias eran más que las divergencias, a pesar de que el ‘Pepe’ había elegido la línea de la guerrilla y el general otra. Cada vez llegaban a más puntos en común en lo que debe ser el futuro de la izquierda”, contó Cetraro.

No es normal que esa unión entre los partidos más progresistas en el mundo perdure en el tiempo. Dentro del Frente Amplio uruguayo conviven desde el Partido Comunista hasta el Partido Demócrata Cristiano y lo que podría generar una división instantánea por cuestión de principios, se consolidó en la historia como una manera de avanzar sobre la base de la negociación.

“Unidos es como se pueden hacer las cosas. Los partidos más a la izquierda del Frente Amplio sabemos que es mejor que estemos tomando decisiones que no acordamos pero sí, por otro lado, desarrollando una legislación laboral y de protección de los derechos de los trabajadores importante, unas políticas sociales importantes, una matriz de cuidados sociales importantes, una seguridad social importante, y una inversión en políticas sociales importante. Es un equilibro permanente entre las fuerzas para ir avanzando en estos sentidos”, declaró Gustavo Buquet, economista y asesor de esta fuerza política.

De este modo y, arrastrando los años de experiencia, la oratoria en sus bolsillos y concretando también una reunión este jueves con Beatriz Sánchez, el ex presidente se plantó delante de las cámaras y apuntó al electorado frenteamplista transmitiendo lo que en realidad es el ethos del conglomerado uruguayo.

Diferencias y similitudes entre el chileno y uruguayo

Muchos analistas han afirmado que el mejor aliado para Sebastián Piñera en esta segunda vuelta es la abstención, por eso desde la otra verede se apela a las personas que creyeron en el proyecto encabezado por los ex líderes estudiantiles.

El hecho de que Mujica haya venido a transmitir un espíritu de izquierda no significa que existan muchas semejanzas entre el Frente Amplio de ambos países. El primero tiene más de 45 años, mientras que el segundo nació recién para esta elección presidencial, parlamentaria y de consejeros regionales. Y hay más diferencias.

“En Uruguay nace de esfuerzos históricos de la izquierda para reunirse, hasta que el año 71’ se crea con gente que proviene de los partidos tradicionales; del Partido Nacional, del Partido Colorado, hay que recordar la figura de Zelmar Michelini y de otros. Muestra un Uruguay de fines de los 69’, principios de los 70’, previo a la dictadura militar, que particularmente se ensañó con el Frente Amplio y los movimientos guerrilleros. En Chile, es antepuesto a una centroizquierda que no ha brindado o no ha estado a la altura de los cambios que pretende la sociedad chilena. Es interesante este surgimiento de líderes a partir de los movimientos sociales, estudiantil y otros. Tiene una impronta muy interesante”, dijo Carlos Güida, médico uruguayo, docente de la Universidad de Chile.

Por último, el también asesor en políticas públicas de salud, hizo referencia a las similitudes entre los dos conglomerados. “Hay una voluntad política de reunir fuerzas progresistas, fuerzas con impronta en la defensa de los derechos humanos, una fuerte apuesta a la participación. Esas dos cuestiones aúnan el surgimiento de los dos frentes amplios”, terminó.



Crédito: Nicolás Massai D. – Diario UChile