publicidad-webypunto-300x250

El Laboratorio de Guerra de la Marina de EEUU busca bajar los elevados costos de las entregas por avión y helicóptero al reemplazar sus tareas con drones desechables que podrían cargar hasta 317 kilogramos

La Marina de los Estados Unidos ha iniciado las primeras pruebas para implementar a su arsenal el uso de drones desechables que podrían realizar entregas de paquetes o alimentos en puntos estratégicos independientemente. 

En muchos casos donde las tropas estadounidenses permanecen posicionadas en áreas remotas, la logística detrás del continuo reabastecimiento necesaria para la unidad puede resultar compleja e incluso peligroso para la tripulación de los aviones o helicópteros que tradicionalmente desempeñan estas tareas.

Un nuevo concepto a prueba en el Laboratorio de Guerra de la Marina de los Estados Unidos se llama Tactical Air Delivery (TACAD) y se trata dedrones capaces de volar largas distancias con cargamentos de hasta 317 kilogramos. La ventaja del drone, a diferencia del avión, es que es igualmente capaz de llegar a su destino con alta precisión, pero tambiénpuede ser abandonado una vez cumplida su tarea.

La Marina estadounidense afirma que el elevado costo de medios de entrega tradicionales se reduciría significativamente con el TACAD. De hecho, sostienen que se produciría una reducción de costo semejante si el drone reemplazara la tarea del avión o helicóptero, a pesar de que estiman que cada dispositivo costaría entre 1.500 y 3.000 dólares y sólo se utilizaría para un único objetivo.

El TACAD será capaz de “entregar alimentos, agua, baterías, combustible y otros suministros al mismo precio y precisión que los sistemas de entrega aérea existentes, a la vez que proporciona una capacidad de alejamiento mucho mayor y mayores limitaciones climáticas”, dijo el teniente Morgan Grossman del Laboratorio de Guerra de la Marina de los EEUU.

La aplicación del TACAD no tiene por qué limitarse a la Marina. Puede también utilizarse, por ejemplo, por bomberos en su lucha contra incendios o en operaciones de búsqueda y rescate. “Mientras que el uso previsto tendrá aplicaciones militares, planeadores de bajo costo como éste podrían ser utilizados en cualquier lugar donde la entrega rápida de suministros sea necesaria y medios de entrega tradicionales no estén disponibles.Aplicaciones como la ayuda en caso de desastres, la búsqueda y rescate en montañas remotas, la lucha contra incendios forestales y el apoyo a sitios remotos podrían utilizar el reabastecimiento por medios como éste“, aseguró Grossman.

Los prototipos finalizados de TACAD deberían comenzar a funcionar en 2018.

Crédito: Infobae