publicidad-webypunto-300x250

En medio de cuestionamientos por el manejo de sus inversiones cuando era mandatario, este jueves el pre candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, anunció que él y su esposa se desligarán de sus negocios tanto en Chile como en el exterior. Frente a ello, desde la comisión que indaga los negocios del ex presidente con la pesquera peruana Exalmar cuestionaron el efectivo cumplimiento de estas medidas.

Durante los últimos meses el ex presidente Sebastián Piñera y hoy pre candidato a La Moneda ha estado en el foco de las críticas debido a la vinculación de sus negocios con la actividad pública, principalmente cuando éste se desempeñó como jefe de Estado.

Sus inversiones en la pesquera peruana Exalmar durante el litigio marítimo en La Haya, así como los intereses que tenía tanto él como su familia en el proyecto minero Dominga cuando negoció la bajada de la Central Termoeléctrica Barrancones y la compra durante los años noventa de empresas “zombies” para evadir impuestos, son parte de los hechos que se le enrostran al ex gobernante.

En ese escenario y a poco menos de dos meses de las primarias presidenciales, Piñera anunció este jueves el conjunto de medidas- además de las que exige la ley- con las que evitará tener nuevos conflictos de intereses.

En concreto, el ex jefe de Estado informó que junto con constituir los mandatos para sus activos personales y sociedades en Chile como lo ordena la actual legislación, lo hará también respecto de aquellas constituidas en el extranjero, las cuales no están comprendidas en la norma legal. Lo mismo hará su esposa, Cecilia Morel.

Sin embargo, sobre sus hijos, quienes tienen participación en diversas sociedades tanto en Chile como en el extranjero, constituirán fideicomisos ciegos exclusivamente respecto de empresas en nuestro país “y se abstendrán de realizar cualquier inversión” que pudiese generar conflicto de interés.

En conversación con el programa “Gente al Día” de Radio Universidad de Chile, el Secretario General de Renovación Nacional, Mario Desbordes se manifestó conforme con las medidas anunciadas por Piñera y recordó que el año 2009 el empresario también “fue más allá de lo que exigía la ley”: “A nosotros nos deja bien tranquilos y creemos que buena parte de la crítica desconoce siempre todo lo que se ha hecho antes. El ex presidente no tenía ninguna obligación de constituir los fideicomisos y, por lo tanto, para todos los que tenían tanta duda, yo siempre dije, quédense tranquilos que el presidente va a demostrar que hace lo necesario y hace lo correcto”.

Una opinión distinta es la que posee el presidente de la Comisión Exalmar, el diputado DC Fuad Chain, quien espera que esta vez el ex mandatario sí cumpla con el fideicomiso. En ese sentido, el parlamentario descartó que durante su gobierno el ex mandatario haya cumplido con lo que exigía la legislación.

“Después de cuatro años nos enteramos que efectivamente no era ciego, que él podía conocer cada una de sus inversiones. También nos enteramos de que sacó gran parte de su patrimonio a sociedades con domicilio en paraísos fiscales”.

En esa línea, el legislador recalcó que el hilo conductor de la administración de Sebastián Piñera fueron los conflictos de intereses: “La verdad es que espero que en esta oportunidad Sebastián Piñera, por el bien del país y de la política, haya aprendido la lección y que deje de engañar a la ciudadanía. Lo que marcó su gobierno fue justamente los conflictos de interés en todo ámbito y en todos los ministerios, en todas partes. Vimos ministros que tuvieron que renunciar por los conflictos de interés, directores de Impuestos Internos que les condonaban miles de millones de pesos a las empresas que asesoraban hasta antes de llegar a ese cargo”.

El parlamentario indicó además que le parece “penoso” que un candidato a la máxima magistratura del país esté en calidad de imputado, siendo objeto de una investigación de la justicia, a raíz del vínculo de sus negocios con la política.

En tanto, el Coordinador Legislativo de Ciudadano Inteligente, Octavio Del Favero, cuestionó que el fideicomiso al que se someterán los hijos del ex mandatario, se limite sólo a la ley actual que excluye las inversiones en el exterior.

“Más allá de ser un gesto que va más allá de lo que exige la ley, sin duda, no necesariamente resuelve todos los problemas que pretende resolver. Para efectos de ver si es que realmente va a solucionar los problemas de conflictos de interés, habría que ver si es que ese mandato se puede extender a invertir en el extranjero o que quizás los hijos del ex presidente se abstengan de hacer ese tipo de inversiones”.

En esa línea, el representante de Ciudadano Inteligente destacó la importancia de que los anuncios del ex jefe de Estado incluyan una inversión diversificada, asegurando que éste es el punto más efectivo para resolver los potenciales conflictos de interés.

Crédito: Montserrat Rollano – Diario UChile