publicidad-webypunto-300x250

Representantes del bloque lamentaron el camino tomado por la Falange. Incluso, el PC confirmó que proclamarán a Guillier como su candidato. Sin embargo, lo que ahora los preocupa es tomar una definición parlamentaria. Desde Chile Vamos acusan al partido de Goic de montar “una estrategia electoral infantil para poder tener una mejor posición para negociar”.

Las reacciones a la decisión de la Democracia Cristiana de concurrir directamente a la primera vuelta presidencial no se hicieron esperar. Minutos después que se confirmara que Carolina Goic no competiría en las primarias legales fijadas para este 2 de junio, el presidente radical, Ernesto Velasco, anunció el fin de la Nueva Mayoría.

“En términos prácticos, hoy día la Nueva Mayoría se acaba”. Con esas palabras, el líder del PRSD reveló su molestia con la tienda falangista. A su juicio, la jugada solo beneficia a Sebastián Piñera, quien enfrentará a un bloque de oposición dividido y, además, cercenado por los votos que en la izquierda robará el Frente Amplio.

Algunos representantes del PPD se sumaron a las palabras de Velasco. Por ejemplo, el diputado Ramón Farías anunció que proclamación de la DC “es un quiebre para la Nueva Mayoría”.

Para el parlamentario el hecho de que Carolina Goic y la Democracia Cristiana vayan solos hasta la primera vuelta significa romper una unidad, un frente, y los compromisos que desde siempre se han tomado como coalición.  “Creo que la DC se equivocó, será una elección compleja y al ir solos tendrán que enfrentar solos la lista parlamentaria”.

El Senador Jaime Quintana cuestionó el rompimiento histórico que impulsa la Democracia Cristiana. El legislador PPD utilizó su cuenta de Twitter para recordar que desde 1989 la centro-izquierda siempre fue unida a primera vuelta: “Mucho del desarrollo del país tiene que ver con eso. Era momento de pensar en Chile”, sentenció.

La mesa pepedé reconoció que se abrió un escenario distinto al que estaban trabajando: “No es un obstáculo, sino una oportunidad”, dijo Gonzalo Navarrete, presidente de la colectividad. Luego de la reunión de directiva, el alcalde reconoció que es muy difícil explorar una lista única, pero no se restó a la posibilidad de explorarlo.

“El 13 de mayo tomaremos una decisión presidencial, programática y parlamentaria en el Consejo Nacional al que tenemos citado. Invitamos a los dos candidatos que hoy existen, para que el partido defina democráticamente a quien de los dos apoyará”.

El PS Osvaldo Andrade también se manifestó contrario al rompimiento electoral. A su juicio, lo de la Junta Nacional de la Falange es un “error” que solo beneficia a la oposición de derecha.

En la misma línea opinó el presidente comunista, Guillermo Teillier, el diputado adelantó la puerta que se le entreabre a Chile Vamos, por lo que hizo un llamado a cerrarla. Luego de una reunión sostenida este domingo, los comunistas confirmaron que proclamarán a Alejandro Guillier como su candidato presidencial. Sin embargo, adelantaron que no tienen tan clara la definición electoral. A juicio de Teillier, no está cerrada la posibilidad de en una sola nómina. Aunque más tarde, Lautaro Carmona confirmó que esta “lista única” sería entre los otros, sin contar a la DC.

Chile Vamos no desaprovechó la oportunidad de criticar a sus oponentes. Líderes de Renovación Nacional y la UDI calificaron de “infantil” la decisión tomada por los seguidores de Carolina Goic.

El diputado gremialista Osvaldo Urrutia aseguró que la decisión busca únicamente negociar la lista parlamentaria de buena forma: “Creo que la senadora se bajará en agosto, porque lo que vimos en la junta, es lo más parecido a cuando en la Quinta Vergara, el público, pide la gaviota para un artista”. Así, vaticinó que la senadora por Magallanes bajará su candidatura en agosto para entregar el respaldo unánime a Alejandro Guillier. “Es una estrategia electoral infantil para poder tener una mejor posición para negociar una lista parlamentaria”.

En tanto, el presidente de RN, Cristián Monckeberg enterró a la Nueva Mayoría, que justo hoy cumple cuatro años de existencia: “La decisión DC le pone la lápida a una coalición fracasada, que nació a la sombra de la popularidad de Bachelet, que no tuvo programa común y que terminó protagonizando la peor gestión desde el retorno a la democracia”, misma opinión representada por el senador Alberto Espina.

Pero la DC no está de acuerdo con las críticas. En su discurso, Carolina Goic aseguró que “sin la DC, la Nueva Mayoría no existe”. La senadora lanzó duras críticas a sus socios, a quienes acusó de “desfondarse por la izquierda”, emplazándolos a construir un proyecto conjunto “dejando de lado el matonaje”.

El camino parlamentario

En cuanto a los próximos pasos de la Nueva Mayoría, Farías señaló que “tendremos que hacer alianzas con quienes sean nuestros candidatos, ya sea para ganar la presidencia en primera y segunda vuelta y para obtener la mayoría en el parlamento”.

Ernesto Velasco, en tanto, declaró que es el candidato presidencial el que ordena la lista parlamentaria, “por lo tanto, esto define que aquí cada candidato lleva su lista parlamentaria”.

La opción de aislar a la DC del resto de los partidos de la Nueva Mayoría ya fue esbozada en la previa del cónclave de este sábado. El argumento fue utilizado para amenazar a los representantes de la mesa partidaria, a quienes se les advirtió que –de tomar el camino presidencial propio- tendrían que competir con su propia lista parlamentaria.

Algo que no es bien recibido por el sector disidente en la Democracia Cristiana. El bloque encabezado por el diputado Víctor Torres insiste en la necesidad de construir un acuerdo con la Nueva Mayoría, a pesar de no tener un candidato presidencial único. El problema de competir por separado sería (según los cálculos electorales) el peor escenario para la falange puesto que perderían algunos escaños en el Congreso.

En Chile Vamos acusan a la DC de montar un espectáculo para negociar de buena forma una lista parlamentaria. A juicio de miembros del gremialismo, la decisión tomada por la Junta Nacional solo es una estrategia para lograr influir en la composición de los aspirantes al Congreso.

Guillier y el fantasma de las firmas

Poner a Carolina Goic en la papeleta de noviembre no solo complica las negociaciones parlamentarias. Alejandro Guillier, el candidato PS-PRDS, podría ver enredada su opción presidencial.

Al ser independiente no podría ser presentado por un partido político, según se establece en la ley 18.700. La misma normativa explica que se eximiría de la recaudación de las 33.493 firmas, en el caso que se le inscriba como el candidato del pacto.

Según se señala, algunos sectores que apoyan al senador por Antofagasta, no miran con tan malos ojos la posibilidad de reunir los adherentes, toda vez que esta instancia permitiría hacer recorridos nacionales que servirían de campaña para el comunicador, pero en lo oficial el líder radical dijo que los partidos que respaldan la candidatura de Guillier se reunirán para buscar soluciones al mecanismo de inscripción del senador para la primera vuelta presidencial. “Tenemos un cordón umbilical profundo y a fuego del PR con Guillier. Que sea independiente es parte de definiciones personales que la gente tiene y es legítimo. Esta es una sociedad libre donde lo importante es la unidad de la ideas más que las formalidades. Nosotros lo vamos a respaldar a todo evento en la primera vuelta y veremos el mejor mecanismo para que este tema se resuelva. Siempre lo hemos sabido y nuestros abogados lo están estudiando. Pero para ser honestos nosotros esperábamos primarias y con eso esta situación no se tenía que enfrentar, pero ahora buscaremos lo mejor para que él tome la decisión que nosotros vamos a respaldar”.

Crédito: Paula Campos  – Diario UChile