publicidad-webypunto-300x250

El festival se realizará entre el 16 y 18 de marzo en el Parque O’Higgins y por primera vez se iniciará un viernes, con más de un centenar de artistas en el cartel. Las entradas se venden desde este 17 de agosto.

Era una idea que rondaba hace varios años, pero recién en 2018 se concretará: la versión chilena del Festival Lollapalooza se extenderá por primera vez durante tres jornadas, el próximo 16, 17 y 18 de marzo de 2018, en la que ya será su octava versión en Santiago.

“Hace varios años que se evaluaba tentativamente esta alternativa, pero ahora se conversó seriamente y se tomó una decisión en bloque entre Chile, Argentina y Brasil, lo que le da más solidez también”, dijo Sebastián de la Barra, de la productora Lotus, al diario La Tercera.



Como de costumbre, el festival se realizará en el Parque O’Higgins, que esta vez acogerá tres días de música en vivo y, por lo tanto, también a una mayor cantidad de artistas.

En total, siete escenarios recibirán a  más de un centenar de grupos y solistas, cuyos nombres serán dados a conocer en los próximos meses. “Queremos sorprender y salir con algo sólido el próximo año, donde hayan grandes bandas, desde clásicos hasta grupos nuevos y lo que va a dar que hablar en los próximos años (…) hay varios nombres cerrados y va a ser un line up histórico”, añadió.

Como en las versiones anteriores, las entradas comenzarán a venderse antes que se conozca la programación. Desde el mediodía de este jueves 17 de agosto se distribuirán 2.500 “Early birds”, cuyos valores parten en 95.200 pesos. Una vez agotados, continúan diferentes etapas de preventa y venta general, en la que los boletos más caros pueden llegar a 436.800 pesos.

Crédito: Diario Uchile