El seleccionado de Ricardo Gareca perdió por la mínima frente a los galos, que tuvieron destellos de Paul Pogba y la aparición oportuna de Kylian Mbappé para ganar y clasificarse a los octavos de final.

La ilusión de la Selección peruana en el Mundial de Rusia se apagó apenas en su segundo partido de la competencia: tras su lamentable caída 1-0 con Dinamarca, los de Ricardo Gareca volvieron a sufrir por el mismo resultado, esta vez a manos de Francia, por lo que matemáticamente quedaron sin chances de alcanzar los octavos de final.

En un encuentro luchado sobre el césped del estadio de Ekaterimburgo, el elenco sudamericano consiguió manejar el desarrollo durante el primer cuarto de hora, aunque le costó hallar la profundidad necesaria. Luis Advíncula fue nuevamente una de las vías de ataque para llevar peligro con su proyección por la banda izquierda. André Carrillo fue otro de los más buscados, pero no pudo desequilibrar como en el debut ante los daneses.

Paolo Guerrero, quien salió desde el arranque, tuvo una buena anticipación a Samuel Umtiti aunque su disparo de zurda chocó con la tapada de Hugo Lloris.

Francia aprovechó uno de los pocos errores de Perú para llevarse la victoria.

Finalmente, la calidad de los galos comenzó a apoderarse de la escena y un par de pinceladas de Paul Pogba dejaron en claro que los europeos tenían las herramientas para desnivelar. El centrocampista de Manchester United luchó ante la mala salida de Guerrero, recuperó la pelota, habilitó a Olivier Giroud y el remate del delantero encontró un desvío que favoreció a Kylian Mbappé: con Pedro Gallese en el camino, el joven atacante de PSG sólo debió soplar el balón al arco vacío.

Si bien se mostró activo, y contó con una buena chance por derecha y su disparo de diestra se marchó lejos, Antoine Griezmann no tuvo su partido deseado. En definitiva, la labor del mediocampo (con Pogba y Kanté) marcó el ritmo del juego y frenó el entusiasmo de la Rojiblanca.

Jefferson Farfán ingresó en el complemento para aportar al ataque e intentar sumar junto con los escurridizos Christian Cueva y Edison Flores, quienes estuvieron lejos de su mejor versión. El Tigre Gareca quemó cartuchos y mandó al campo a Raúl Ruidíaz, pero tampoco alcanzó para quebrar a los galos.

Perú perdió sus dos partidos iniciales y, ante los 6 puntos acumulados por Francia y los 4 de Dinamarca, no podrá superar el Grupo C, al margen de que el martes le quede su último compromiso -contra Australia- para completar su campaña mundialista.

Crédito: Claudio Medrano – Diario UChile