publicidad-webypunto-300x250

La presidenta de la Comisión de DDHH del Senado Jacqueline van Rysselberghe, volvió a dilatar la votación del proyecto que permitiría que los tribunales de justicia accedan al contenido del secreto informe. Es la quinta vez que la líder gremialista obstaculiza el avance del documento que cuenta con suma urgencia legislativa.

Hace casi un año exacto que un grupo de diputados, encabezados por el comunista Hugo Gutiérrez, presentaron un nuevo proyecto que busca levantar el secreto de 50 años de la Comisión Valech I, luego que en la Cámara se rechazara una primera iniciativa similar.

A diferencia de la que no prosperó, que planteaba que los testimonios de víctimas de la dictadura fueran abiertos a la ciudadanía, la presente moción se remite a que los tribunales de justicia puedan acceder a estos para las investigaciones de crímenes de lesa humanidad, lo que permitiría avanzar en una serie de casos.

El Gobierno puso suma urgencia al proyecto que hoy se encuentra en segundo trámite, con el objetivo de que sea aprobado antes de que termine el mandato de Michelle Bachelet. Sin embargo, como es habitual, existe oposición y trabas a la idea de transparentar la verdad sobre los crímenes cometidos por la dictadura cívico-militar de nuestro país. La muralla la encontró en el Senado.

Este miércoles la Comisión de Derechos Humanos del Senado, instancia en que se encuentra el proyecto, realizó una nueva jornada de audiencias. Los congresistas votaron el cierre al debate, puesto que ya han recibido a diversas organizaciones, tanto a favor como en contra de la moción, pero esto fue rechazado con los votos en contra de Manuel José Ossandón (RN), Manuel Antonio Matta (DC) y Jacqueline Van Rysselberghe (UDI).



El resultado molestó a los que votaron a favor, Alejandro Navarro (País) y Juan Pablo Letelier (PS), y acusaron principalmente a la senadora de la UDI, puesto que como presidenta de la comisión, ha dilatado en cuatro ocasiones la tramitación del proyecto.

Por lo mismo, el senador Letelier anunció que solicitará que Van Rysselberghe sea citada a la Comisión de Ética: “Vamos a presentar estos antecedentes para que la instruyan a asumir una determinación de abandonar la comisión o cumplir la ley. Este año sólo ha permitido que sesione la comisión unas ocho veces”, expresó.

En la misma línea fue el senador Navarro, quien acusó en duros términos a la congresista, asegurando que la “única fiesta de violadores que promueve Van Rysselberghe es la de Derechos Humanos”.

“Una vez más queda en evidencia el doble estándar de la UDI en materia de derechos humanos, cuando su presidenta, por un lado, dice que la ley de aborto en tres causales, desatará una ‘fiesta de los violadores’, y por otro, se niega a que se conozca la verdad respecto de los crímenes ejecutados por miembros de las fuerzas armadas y civiles cercanos a la UDI, haciendo que se extienda el manto de impunidad, producto de la obstrucción legislativa, al evitar, una y otra vez, votar este proyecto de ley”, dijo el senador.

Van Rysselberghe, quien incluso ha visitado a los violadores de Derechos Humanos recluidos en el penal Punta Peuco, no ha convocado la comisión en dos oportunidades, además ha bajado otras dos, consiguiendo que hasta ahora el gobierno haya perdido tres veces el carácter de suma urgencia que interpuso al proyecto.

Crédito: Maximiliano Alarcón – Diario UChile