publicidad-webypunto-300x250

En el marco del congreso futuro 2017 se presentarán diferentes tecnologías desarrolladas en el mundo y la metodología CRISPR/Cas9 es una de las más revolucionarias, ya que permite editar el ADN y con esto trasformar a los seres humanos e incluso darles características desde su nacimiento.

La ciencia ficción se ha hecho realidad con las nuevas tecnológicas que permiten editar el ADN en humanos. La metodología CRISPR/Cas9 es una herramienta molecular utilizada para “editar” o “corregir” el genoma de cualquier célula y que hoy podría utilizarse para combatir enfermedades como el cáncer y el alzhaimer.

En el marco del Congreso Futuro 2017 que tendrá lugar entre el 9 y el 14 de enero se presentarán avances de estas características que incluso cambian la forma de comprender el desarrollo de la especie. Asimismo, habrá exposiciones como la del Premio Nobel de Física 2014, Stefano Mancuso y el Premio Nobel de Medicina 2009, Jack Szostak, biólogo molecular inglés, que indaga el Origen de la Vida.

El senador Guido Girardi, presidente de la Comisión Desafíos del Futuro explicó que  “el objetivo del congreso del futuro es democratizar la ciencia, es poder entender el mundo que viene. Si los ciudadanos no conocen el mundo que viene no pueden incidir en la toma de decisiones para Chile”. En el mismo sentido, el parlamentario presentó la tecnología genética CRISPR/Cas9 y planteó que para Chile estas son herramientas fundamentales.

Intervención Genética

El hecho de que hoy existan tecnologías para modificar el ADN abre innumerables campos de aplicación. Esta revolucionaria herramienta incluso podría llegar a mejorar a quienes padecen cáncer, VIH o enfermedades mentales degenerativas.

Patricio Manque, director del centro de Genómica y Bioinformática de la Universidad Mayor, explicó los alcances que esta tecnología podría tener: “Poder tomar un pedazo de DNA que codifica una función específica de un organismo y cortarlo como si fueran tijeras moleculares y poder sacar eso, poder repararlo y poder insertar algo nuevo está llamando a producir un cambio que puede ser el más importante que podamos ver en los próximo 15 o 20 años”.

En el mismo sentido, Manque especificó que “esta tecnología va a permitir que en el área de la biomedicina podamos tener resultados en la terapia genética, es decir tomar ciertos genes que estaban defectuosos cambiarlo o arreglarlos si es necesario. Esto nos está permitiendo generar y construir nuevos modelos que nos permite comprender enfermedades como el alzhaimer. Vamos a poder generar vacunas para muchas de estas enfermedades, ahora podemos sacar esos genes que permiten que los organismos se reproduzcan y así podremos desarrollar vacunas más efectivas. Es en la biomedicina es donde estas tecnologías de edición de genomas van a permitir grandes cambio que permitirán proporcionar terapia a todos los enfermos que padecen afecciones como cáncer y neurodegenerativa”.

La comprensión ética sobre esta materia se transforma en una de las disyuntivas primordiales a considerar, por lo mismo la legislación que se construya para dar un marco a la aplicación es una preocupación cuando se abordan estas temáticas. En relación a esta reflexión el académico de la facultad de ciencias de Universidad de Chile, Francisco Caroca hizo hincapié en que “la dimensión ética en estas tecnologías tenemos que estar discutiéndola como sociedad, porque se pueden utilizar para salvar muchísimas vida o curar muchas enfermedades, pero también se pueden usar con otros propósitos, porque pueden haber personas que quieran tener los ojos de otro color, porque hoy se modifica un solo un gen y eso cambia por eso es necesario abordar esta materia desde una dimensión ética”.

Crédito: Francisco Velásquez – Diario UChile