publicidad-webypunto-300x250

En una reunión celebrada ayer en Polonia, el organismo internacional retrasó la revisión de los impactos que podría generar el proyecto en 2019.

Por estos días, la atención de Valparaíso está puesta en Polonia. Este lunes inició la sesión número 41 del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco en ese país que se extenderá hasta el próximo miércoles 12 de julio y uno de los temas que se trató fue la situación patrimonial de la ciudad puerto.

Valparaíso fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2003 por Unesco. Sin embargo, se han advertido impactos en el casco histórico de la ciudad puerto, principalmente por dos proyectos: el Mall Barón y la ampliación del puerto Terminal 2.

En 2014, la Unesco advirtió que su construcción amenazaba el sector patrimonial y recomendaba poner fin a dichas obras. Una sugerencia basada en los estudios que realizó el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), en 2013, que visitó la ciudad.

Este miércoles se abordó la situación en Polonia, en medio del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco. En representación del Estado de Chile acudió el director de la Dibam y jefe del Consejo de Monumentos Nacionales, Ángel Cabeza, quien contactado por nuestra emisora no se quiso referir al tema.

Mientras, por parte del municipio pese a que no fueron invitados de manera formal, estuvo el porteño con residencia en Francia, Arturo Michell. En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, Michell informó que Unesco resolvió pedir que Chile entregue un informe actualizado al Centro del Patrimonio Mundial el 1 de diciembre de 2018 respecto del estado de conservación del sitio para que sea revisado por dicha instancia en su 43 sesión en 2019.

Además, precisó que Unesco reconoció el esfuerzo del Estado chileno respecto del proyecto Mall Barón y la aplicación de la Evaluación de Impacto Patrimonial (EIP) y la aprobación del Plan de Gestión del Patrimonio Arqueológico. Sobre este punto, el organismo internacional consideró que el Estado parte ha respondido de forma positiva y constructiva a las recomendaciones que hicieron en 2014.

En definitiva, las autoridades de la región de Valparaíso tendrán que presentar las medidas de mitigación sobre el patrimonio y los desarrollos futuros en relación con el proyecto de la Terminal 2 y finalizar la evaluación de impacto ambiental (EIA) en curso.

“En ningún caso se aprobó iniciar algunos de los dos cuestionados proyectos”, manifestó Arturo Michell.

La resolución de Unesco dada a conocer a nuestra radio por el abogado querellante en el caso Mall Barón, Rodrigo Avendaño,
también indicó que “tomará varios años la aplicación de la política de desarrollo urbano en Valparaíso” e “instó al Estado parte a aplicar medidas transitorias para superar las debilidades de los mecanismos actuales para la gestión y la conservación de la propiedad en el contexto del desarrollo urbano de Valparaíso”.

Cabe recordar que en 2014, la Unesco detalló que sumado a los impactos que podrían generan las obras de estos dos proyectos a la zona tradicional de la ciudad también se sumaban otros dos factores: las graves consecuencias provocadas por los incendios masivos desde abril de 2014 a enero de 2017 y las intervenciones inmobiliarias y turísticas en el puerto.

El Estudio de Impacto Patrimonial en cuestión

Sin embargo, lo que al municipio le preocupa es la información que manejaría Unesco para elaborar estos informes. El alcalde Jorge Sharp explicó que se han planteado versiones distintas de los estudios de impacto patrimonial, elaborado con datos entregados por Consejo de Monumentos Nacionales, entre julio y noviembre de 2016.

En un principio se estimó que Mall Barón y Terminal 2 generarían impactos a la zona patrimonial. Sin embargo, en una segunda instancia se informó que solo sería éste último proyecto y se descartó el impacto del centro comercial.

Los vecinos de la zona afectada también han manifestado que se estarían tomando decisiones con información parcial. Por lo mismo, Sharp solicitó a la Unesco aclarar el alcance del Estudio de Impacto Patrimonial por estas diferencias que podrían ser asumidas como documentos concluyentes y solicitó una nueva visita a terreno.

Sobre la situación, el presidente del Colegio de Arquitectos, Alberto Texido, señaló que al no conocer el proyecto final del Mall Barón no se puede calcular la magnitud de su impacto en la zona patrimonial.
El profesional cuestionó que a 14 años de haberse declarado la ciudad como Patrimonio de la Humanidad, la gestión de conservación demuestre sustantivas deficiencias.

Mientras, el concejal Iván Vuskovic afirmó que es un tema que se ha mantenido pendiente pero que ha afectado el desarrollo de la región. Hay que mencionar que el intendente regional, Gabriel Aldoney, ha sido un férreo defensor de la ampliación del puerto y del proyecto Terminal 2 por el desarrollo que generaría a la ciudad.

Algunos sindicatos de trabajadores portuarios también han manifestado su malestar porque no se han iniciado las obras. A través de un comunicado emitido esta semana señalaron que “quieren Terminal 2, que haya puerto en Yolanda, queremos que además Valparaíso sea la localización del Puerto de Gran Escala porque tiene todas las condiciones para que así sea y porque además nuestra ciudad es y seguirá siendo puerto”.

Crédito: Natalia Figueroa  – Diario UChile