Alberto van Klaveren y conflicto entre Rusia y Ucrania: “Estamos ante una reconfiguración de poder”

El académico de nuestra casa de estudios se refirió a la invasión impulsada por el gobierno de Vladimir Putin y la reconfiguración de los equilibrios geopolíticos que se esperan luego de este conflicto.

En conversación con la primera edición de Radioanálisis, el académico del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, Alberto van Klaveren, se refirió a la invasión rusa en Ucrania y las proyecciones que se pueden hacer de este conflicto.

Consultado por el director de Radio Universidad de Chile, Patricio López, respecto lo que ha ocurrido durante los últimos días en la zona, Van Klaveren señaló que “todos pensamos que este conflicto se iba a resolver rápidamente, pero sabemos que, viendo la historia de otros conflictos, lamentablemente eso no va a suceder y este conflicto se va a prolongar en la medida que Rusia mantendrá su ataque y Ucrania se defenderá lo más que pueda”.

En ese sentido, el académico añadió que “estamos en una situación compleja porque al final, la gente que más sufre son los civiles y eso es lo que estamos viendo en estos momentos, estamos viendo destrucción de ciudades, estamos viendo evacuación de civiles y además gran rigidez respecto de la posición rusa que es tender a una rendición incondicional de Ucrania”.

Respecto de la pertinencia de los diálogos de paz entre Rusia y Ucrania, tomando en cuenta que el conflicto apunta a algo más global y que involucra a la OTAN, Estados Unidos y la Unión Europea, el académico de nuestra casa de estudios sostuvo que “es una situación cierta, pero hay distintas consideraciones que están en juego. Por una parte está toda la cuestión de la seguridad europea. Rusia acusa que se siente insegura, pero por otro lado tenemos a un líder ruso como es Vladimir Putin que pone en duda el derecho a existir de Ucrania”.

Por lo mismo, el exsubsecretario de Relaciones Exteriores puntualizó que “aquí no solo están en juego consideraciones de seguridad, sino que también otras consideraciones de carácter identitario, nacionalista, etcétera. Es difícil concebir una negociación, en estos momentos, entre la OTAN y Rusia, además, la posibilidad de que Ucrania se pudiese incorporar a la OTAN se veía cada vez más distante”.

Sobre la resistencia que ha opuesto Ucrania a Rusia, Van Klaveren afirmó que “efectivamente Rusia ha sido sorprendida por la intensidad de la resistencia ucraniana. Rusia apostaba también a aprovechar una división que existía en Ucrania desde el momento mismo en que Ucrania se convirtió en Estado. Siempre hemos tenido la impresión de una Ucrania, hasta cierto punto dividida, entre un este prorruso bajo la influencia de la iglesia ortodoxa y una Ucrania más occidental, más cercana a Europa Occidental y católica. Pero esa división fue disminuyendo en importancia a lo largo del tiempo”.

En esa línea, apuntó a que “se da la paradoja de que los sectores más prorrusos de Ucrania ya estaban en control de Rusia como Crimea y toda esta zona del Donbass, que ya estaba bajo el control de sectores prorrusos, el resto de Ucrania fue fortaleciendo su propia identidad y justamente lo hizo en función del antagonismo con Rusia. Eso ha llevado a esta resistencia“.

El académico del IEI agregó que “otro error de Putin fue el pensar que la figura de Zelenski iba a perder mucho impulso o fuerza en Ucrania y resultó ser al revés. Zelenski resultó ser una figura tremendamente carismática en Ucrania y eso ha alentado a las fuerzas que se están defendiendo del ataque ruso. Han habido errores de Putin en esta materia, él creía que esta sería una operación tremendamente fácil para Rusia y ha ocurrido todo lo contrario”.

Respecto de la configuración que tendrá el sistema internacional luego del conflicto, el profesor Van Klaveren explicó que “estamos frente a una reconfiguración de poder. Si vamos a un marco de análisis más amplio Rusia era una potencia en declive y siempre las potencias declinantes, en una situación de transición de poder, tienen comportamientos que pueden llegar a ser bastante conflictivos y yo creo que a largo plazo tenemos una situación bastante compleja”.

Sobre ese punto agregó que “la Unión Europea, que desde el punto de vista de la política exterior siempre tuvo problemas para mantener una posición unificada, en este casi sí ha logrado establecer una posición compartida por sus miembros. La UE no es una potencia militar, sin embargo, tenemos a la presidenta de la Comisión comprometiéndose a promover armas y con una UE comprometida con las sanciones y dispuesta a aceptar sus efectos”.

Finalmente, respecto de la posición de América Latina y Chile en materias de relaciones internacionales en este escenario, el docente recalcó que “afortunadamente para nosotros es un conflicto que se ve lejano, Si bien vamos a enfrentar algunas consecuencias, sobre todo en materia económica, yo creo que la posición que ha adoptado hasta ahora el país ha sido una posición bastante correcta, subrayando principios básicos que Chile ha sostenido a lo largo del tiempo y que esperamos se mantengan como el rechazo al uso de la fuerza y el principio de la no intervención”.

De todas formas, el académico de nuestra casa de estudios fue enfático en señalar que “América Latina, desde el punto de vista de las disputas entre Estados es un continente pacífico y eso lo tenemos que preservar a toda costa. Cuando vemos conflictos como el de Ucrania realmente tenemos que valorar el esfuerzo que se ha hecho en América Latina por encontrar una vía pacífica para resolver las disputas que siempre existen y eso es algo que hay que atesorar”.

 

Crédito: Diario UChile

Salir de la versión móvil