Ante emplazamiento de Boric: senadores afirman que no estarían los votos para aprobar proyecto de indulto a los presos de la revuelta

Cabe mencionar que durante febrero habrá receso legislativo, por lo que si no se aprueba la iniciativa en enero, sería durante el venidero Gobierno y con un Senado en gran medida renovado donde se discutiría el polémico proyecto.

Este lunes, el presidente electo, Gabriel Boric, emplazó al Senado para que apruebe lo antes posible el proyecto que otorga un indulto a los llamados presos políticos de la revuelta, iniciativa que, actualmente, se encuentra en la Comisión de Constitución de la Cámara Alta.

“Hago un llamado enfático a los senadores a que esto se resuelva en el mes de enero, esto no puede seguir esperando. Nosotros como gobierno nos comprometemos a abrir un diálogo que sea amplio para que esto no se trate ni de vencedores contra vencidos, ni de un sector contra otro, sino que para generar la unidad tras un periodo de tanta tensión y división”, dijo el actual diputado al momento de ser proclamado oficialmente como presidente electo por el Trivel.

“Yo espero que haya una comprensión de que, para lograr justamente el clima que necesitamos para poder abordar todas las transformaciones que queremos hacer, tiene que haber colaboración de todos los sectores”, añadió Gabriel Boric.

Ante la petición del mandatario electo, las reacciones de senadores y senadoras, así como de personeros políticos no tardaron en llegar.

La presidenta del Senado, Ximena Rincón, al ser consultada sobre su eventual voto a la hora de discutir el proyecto, no adelantó su posición, indicando que “no podemos indultar a quien no tiene una condena, nosotros no podemos instalar la idea que frente a hechos gravísimos se pueda establecer el indulto, y que hay que respetar ciertas normas y conductas para dar certeza a la ciudadanía en general”.

De todas maneras fue la propia Rincón quien ofició al Gobierno sobre el tema, pues, según sus palabras, “porque llevan más de dos años sin un juicio que permita determinar cuál es la acusación que hay en contra de ellos (…) y más allá del juicio particular que uno pueda tener al respecto, de las razones que hay detrás de las detenciones, me parece impresentable que después de seis meses y 2 años y dos meses, no haya juicio y eso atenta contra todo tipo de acuerdos internacionales en materia de Derechos Humanos”.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Constitución, Pedro Araya -quien además se juntó con Boric para abordar el tema- afirmó que aunque la instancia que preside apruebe la iniciativa, en Sala no estarían los votos necesarios para visarla.

En efecto, el proyecto requeriría dos votos de senadores oficialistas, algo que se considera tremendamente difícil.

Además, Araya sostuvo que la iniciativa tiene deficiencias técnicas como, por ejemplo, no saber a ciencia cierta cuántos son los llamados presos de la revuelta.

Por su parte, el senador socialista, Alfonso De Urresti, llamó a Gabriel Boric a asumir una responsabilidad al respecto  y que no solo se limite a mandar recados a la Comisión de Constitución.

“Yo le pediría al Presidente electo que más que enviar recados al comisión del Senado, también él asuma que es el Presidente electo, que él también tiene una responsabilidad en este tipo de situaciones y este trabajo tenemos que hacerlo entre todos, esto no es solo un trabajo legislativo, también tiene que comprometer al Ejecutivo, tanto al actual como al que va a sumir en el mes de macro, de esa manera vamos a poder dar solución a un grupo de jóvenes que están privados de libertad”, sostuvo el legislador según consignó Emol.

Cabe mencionar que durante febrero habrá receso legislativo, por lo que si no se aprueba la iniciativa en enero, sería durante el venidero Gobierno y con un Senado en gran medida renovado donde se discutiría el polémico proyecto.

Crédito: Diario UChile

Salir de la versión móvil