El fenómeno meteorológico afectó a la ciudad en el sector cercano al terminal de buses. Autos, casas y postes de tendido eléctrico volaron movidos por el tornado que dejó a la ciudad a oscuras y a las personas enfrentando fuertes lluvias en sus casas sin techo.

La tarde de este jueves un tornado afectó a la ciudad de Los Ángeles y, tras su paso, causó daño en aproximadamente cincuenta viviendas, dejando también a 16 personas heridas de distinta gravedad, de los cuales trece ya fueron dadas de alta.

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, el alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause, hizo un catastro de la situación luego de una reunión que sostuvo el Comité de Emergencia, que vive la comuna y expresó sus preocupaciones respecto del suministro eléctrico debido a la gran cantidad de cables de alta tensión que se encuentran caídos a lo largo de la ciudad, e incluso en sectores más alejados de donde se ocurrió el fenómeno climático.

“Esperamos que hoy pueda amainar la lluvia para poder iniciar los trabajos de reparación y mantención de las viviendas. Las clases están suspendidas y esa decisión tuvo que ver con la idea de bajar el flujo vehicular de la ciudad porque hay que hacer trabajos en las líneas de tendidos eléctricos, porque se cayeron postes en distintos lugares de la comuna, en sectores rurales incluso. Aproximadamente hay doce mil hogares sin electricidad”, señaló el jefe comunal en un contacto telefónico con nuestro noticiario Radioanálisis.

El alcalde de Los Angeles, una vez consultado al respecto, también manifestó sus preocupaciones respecto de cuán preparados estamos para enfrentar este tipo de sucesos dado el inminente cambio climático que afecta al mundo.

“Nuestras construcciones no están preparadas para una situación como esta, no solo en Los Angeles, sino en todo el país, no tenemos la cultura de los países que están permanentemente amenazados por estos fenómenos climáticos, no hay lugares donde la gente se pueda proteger, no hay espacios para poder abordar esas situaciones y tenemos que aprender que por el cambio climático, probablemente estemos afectados por estas situaciones, algunas zonas más que otras. En el valle del Biobío las posibilidades aumentan porque no tenemos accidentes geográficos, somos un territorio bastante plano sin alturas que puedan frenar los tornados”.

Además del tornado grado 2 que afectó ayer a la ciudad de la región del Biobío, tres trombas provocaron daños en el sur del país afectando a las comunas de Yungay y San Carlos en la región de Ñuble; y en Collipulli, región de La Araucanía, dejando varias casas con daños y personas daminificadas.

Crédito: Diario Uchile

 

 




No tags for this post.