La decisión se tomó este lunes, luego de quienes se mantenían al interior del recinto se reunieran con el rector de la UC.

Este lunes, cerca del medio día alumnas de la Universidad Católica habrían depuesto la toma de la Casa Central, acción que se realizó bajo el contexto de movilizaciones feministas que se desarrollan a nivel nacional.

La deposición de la protesta, que se alargó por cuatro días, se da luego de lograr un acuerdo entre quienes se mantenían al interior del recinto y el rector de la UC, Ignacio Sánchez.

Las voceras de las estudiantes confirmaron que luego de reunirse con el rector, Ignacio Sánchez, lograron tres puntos básicos. El primero de estos, responde a la situación de trabajadoras del recinto educacional, por lo que se habría conseguido la regularización de la situación.

En relación a la falta de reconocimiento de compañeros trans, hubo un compromiso para reconocerlos y para que lleven su nombre social.

Las movilizaciones seguirán interna y externamente, en ese sentido, el 1 y 6 de junio se planean marchas feminista, la última de ellas la que ya fue solicitada a la Intendencia Metropolitana y respaldada, por alumnas y dirigentes de la Confech.

Crédito: Diario Uchile