El ministro del interior afirmó que la iniciativa afecta la institucionalidad y la democracia del país.

La jornada de este viernes, el ministro del interior, Andrés Chadwick, criticó la acusación constitucional que los diputados de oposición presentaran en contra de los ministros de la Corte Suprema que otorgaron libertad condicional a siete criminales de lesa humanidad.

“De presentarse una acusación constitucional contra ministros de la Corte Suprema, nos parece un hecho muy grave desde la perspectiva institucional y democrática del país”, dijo el secretario de Estado desde la ciudad de Temuco.

La autoridad, afirmó que la gravedad del hecho radica en que, si a los legisladores no les gusta una decisión del poder judicial, podrían estar siempre acusando constitucionalmente a quienes emitieron los fallos.

“Esto es tan grave que dejaría que una mayoría parlamentaria, una simple mayoría parlamentaria, pudiese acusar y destituir a nuestros jueces y ministros de la Corte de Apelaciones y Suprema, porque a esa mayoría no le gustó un fallo. Con eso se termina la autonomía e independencia del Poder Judicial y eso es muy grave para la institucionalidad democrática”.

Poco antes de Andrés Chadwick, la misma Corte Suprema se refirió, a través de un comunicado, a la polémica, indicando que “lo que está en riesgo con este proceder no son los cargos de los jueces de la Corte Suprema, sino la autonomía indispensable para su desempeño y, por ende, la vigencia del Estado de Derecho y el respeto de las competencias y facultades propias de las autoridades”.

Por su parte, las agrupaciones de derechos humanos siguen manifestándose en contra de la libertad condicional a violadores de derechos humanos. Este viernes, se realizó una concurrida marcha que partió en La Moneda y terminó en Tribunales.

Crédito: Diario Uchile