El cuadro catalán derrotó al Sevilla en la final de la Supercopa de España. Con este título, Vidal se transforma en el chileno con más campeonatos ganados durante su carrera como futbolista.

Barcelona recuperó el trono en la Supercopa de España, luego de haber perdido en el 2017 con Real Madrid. El conjunto dirigido por Ernesto Valverde se impuso 2-1 en una dura definición frente a Sevilla, para alcanzar su 13ª corona y escaparse en la cima, con diferencia de tres sobre su par merengue.

Sobre el césped de Tánger (Marruecos), la historia comenzó favorable para los de Nervión, ya que la tecnología les hizo un guiño. En el estreno del VAR en competiciones españolas, el árbitro convalidó el gol de Pablo Sarabia a los 9 minutos de la primera parte, después de que el juez de línea marcara fuera de juego tras el pase de Luis Muriel.

El Barça tuvo el dominio del balón aunque le costó hacer daño. A Arthur le faltó brillo en el mediocampo, Lionel Messi no consiguió aparecer en su plenitud y Luis Suárez contó con una clara pero su remate se marchó desviado.

Cerca del cierre de la primera mitad, el 10 argentino realizó una ejecución de las de su especialidad: de tiro libre en posición de derecho, la colocó cruzado y la pelota dio en el poste. El rebote le quedó a Gerard Piqué, quien con el arco a su merced sólo debió empujarla para empatar. Antes del descanso, lo tuvo Sarabia otra vez pero una sensacional atajada de Marc-André Ter Stegen evitó la caída de su arco.

El segundo tiempo tuvo la salida del colombiano Muriel en Sevilla, mientras que Ivan Rakitic reemplazó a Rafinha y Philippe Coutinho por Arthur, para cambiar de aire en la mitad de la cancha.

El equipo culé no encontraría la manera de quebrar la igualdad, salvo por la espectacular aparición de Ousmane Dembelé, quien a los 32′ sacó un derechazo a distancia que pegó en el travesaño y terminó dentro del arco de Sevilla. Minutos después, a cinco del cierre, el chileno Arturo Vidal hizo su estreno con la camiseta blaugrana.

El Barça se encaminaba pero un penal de Ter Stegen sobre Aleix Vidal cuando el reloj marcaba 88′ parecía extender la historia. Sin embargo, Wissam Ben Yedder pateó suave y abajo hacia el costado izquierdo y el portero alemán se lo adivinó para convertirse en la segunda gran figura de la noche.

Barcelona ganó su primer gran desafío de la temporada e inició con éxito en busca de un papel similar al de la 2017/2018, cuando obtuvo el doblete de Liga y Copa del Rey.

Crédito: Claudio Medrano – Diario UChile

 




No tags for this post.