Según la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, desde el 21 de agosto, autoridades, ambas policías y los gremios de taxistas se reunirán para abordar la ley y los últimos hechos de violencia.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, junto a la Intendenta de la región Metropolitana, Karla Rubilar, se reunieron con representantes de los taxis colectivos respecto del proyecto de ley que busca normar las aplicaciones tipo Uber y también por los últimos hechos de violencia entre choferes de este rubro.

Luego del encuentro, la Ministra anunció que fue una buena instancia y que, principalmente, se abordaron temas relacionados con la seguridad.

En ese sentido señaló que el debate respecto del contenido de la iniciativa conocida como Ley Uber se dará en las próximas reuniones.

“Hablamos bastante menos de la ley. Es un tema que comenzará a discutirse todavía no hemos tenido ninguna sesión dedicada a ese tema. Nosotros esperamos que al haberle cambiado la urgencia asuma que la discusión se abra pronto y que cada una de las partes tenga espacio para plantear sus posturas. Pero a mi juicio, si bien hay puntos que podamos tener una visión distinta, acá no hay puntos de conflictos insalvables”.

En tanto la Intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, se refirió al cronograma de trabajo que se ha diseñado para tratar, principalmente, los hechos de violencia que se han registrado en las últimas semanas.

“El día 21 de agosto a las diez de la mañana tendremos la primera reunión con los gremios, con ambas policías, para poder trabajar en los puntos críticos –donde se están generando problemas-. Obviamente la preocupación que tienen estos gremios es poder entregar un buen servicio y evitar los riesgos a la población, y por supuesto, aislar a quienes validan la violencia como una posibilidad de reivindicar algunas solicitudes”.

Con respecto de la ausencia de Conataxi en el encuentro, la ministra afirmó que “ellos han tomado un camino distinto, un camino violento. Fuera de eso, ellos no han pedido ninguna reunión. Pueden optar por las conversaciones o las amenazas”. Luego, la intendenta Karla Rubilar dijo que es responsable de no invitarlos.

Al concluir se programó una reunión para el 21 de agosto, en la que se definirán puntos estratégicos donde se generan conflictos. Aún está pendiente una cita con la PDI y Carabineros.

Crédito: Diario Uchile