publicidad-webypunto-300x250

La crisis por la que atraviesa Carabineros, lejos de apaciguarse, se acrecienta cada vez más. Es por esto, que así como todos los días surgen nuevos datos, y personas implicadas, también aumentan las voces que llaman a que el alto mando de la institución asuma su responsabilidad en estos hechos.

Aumenta la presión hacia Carabineros a raíz del millonario desfalco en la institución informada. Los nuevos antecedentes y montos defraudados, así como las declaraciones “insatisfactorias” tanto del general director, Bruno Villalobos, como de sus antecesores en la comisión que indaga estas irregularidades, han motivado que personajes políticos de distintos sectores soliciten la renuncia de la máxima autoridad de la policía uniformada.

El diputado socialista Leonardo Soto ha sido uno de los más críticos respecto al rol de Villalobos desde que se destapó el fraude.

El parlamentario lamentó que el ex general director Gustavo González Jure “no haya aportado antecedentes a la investigación” durante su participación en la comisión investigadora y expresó que si los altos mandos de la institución hubieran tenido la debida diligencia para detectar estos hechos, este millonario fraude se podría haber evitado.

Así aseguró que “la tónica de todos los generales directores es que no han asumido ninguna responsabilidad, ni directa, ni tampoco responsabilidad de mando (…) se han detectado varios indicios de que esta red de corrupción fue investigada por Contraloría y se detectaron irregularidades y los que no hicieron su trabajo fueron precisamente el alto mando y los ex generales directores”.

Otro legislador que ha solicitado explícitamente la salida de Villalobos de su cargo ha sido el DC Sergio Espejo, quien al igual que Soto, integra la comisión investigadora sobre este caso. A estos parlamentarios se sumó este martes la precandidata del Frente Amplio Beatriz Sánchez, quien llamó a Villalobos a dejar su cargo: “no puede ser que una institución lleve un fraude de 21 mil millones de pesos, no haya una explicación certera, no se sepa bien el alcance porque la plata va subiendo todas las semanas y todavía del general director de la institución está en su cargo. Pedimos desde esta candidatura la renuncia del general Villalobos a la cabeza de Carabineros”.

Otro de los abanderados presidenciales que han solicitado la renuncia de la máxima autoridad policial ha sido el senador Manuel José Ossandón, quien en su momento pidió que la Presidenta interviniera “porque la seguridad es un bien público del país y no puede quedar a cargo de gente que hoy está seriamente cuestionada”.

En tanto, desde el Gobierno han reiterado su respaldo al alto mando de la institución uniformada. Este lunes la portavoz de La Moneda, Paula Narváez, insistió que el apoyo hacia el general director, no está en duda: “respecto de los apoyos, éstos están claros y a la vista, se han señalado de manera reiterada de parte del Ejecutivo” enfatizó la autoridad.

Bruno Villalobos ha expresado en reiteradas ocasiones que no va a renunciar, ya que considera esta decisión como “un camino fácil”.

Mientras que el director nacional de Personal de Carabineros, Julio Pineda, hizo un llamado este martes a “dar vuelta la página” respecto a la millonaria defraudación que según el último balance del Ministerio Público alcanzaría los 21 mil millones de pesos.

Crédito: Montserrat Rollano – Diario UChile