La información fue dada a conocer por el Mandatario Evo Morales, quien sostuvo que Bolivia tiene soberanía sobre el río.

El gobierno boliviano presentó una contrademanda ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, por el mal uso de las aguas del río Silala.

La información fue confirmada por el Presidente boliviano, Evo Morales, quien manifestó: “Le pedimos a la Corte que juzgue y declare que Bolivia tiene soberanía sobre los canales artificiales y los mecanismos de drenaje en el Silala, que están ubicados en su territorio”.

“Bolivia tiene soberanía sobre el flujo artificial de las aguas del Silala, que ha sido diseñado, mejorado o producido en su territorio y Chile no tiene derecho a ese flujo artificial”, agregó el Mandatario.

La noticia fue una sorpresa para las autoridades chilenas, ya que en junio pasado, Morales había descartado tomar este tipo de medidas.

Ante ello, el presidente de la Comisión de RR.EE. del Senado, Ricardo Lagos Weber (PPD), junto al diputado Vlado Mirosevic (PL), rechazaron la decisión de Bolivia.

“No le encuentro sentido a la contrademanda. Tenemos dos juicios arbitrales en La Haya. Creo que es más que suficiente para las relaciones entre dos países. No veo la necesidad y veo un encono solamente en el caso del Presidente Morales”, dijo Weber.

En tanto, Mirosevic destacó: “Durante mucho tiempo, Bolivia reconoció que el Silala se trataba de un rio internacional”.

“Así lo reconoció en las cartas diplomáticas con Chile y también en su propia cartografía interna. Pero, sin embargo, cambió de política y posición solo a fines de los ’90. Ahí fue cuando finalmente el Estado boliviano, antes de Evo Morales, tomó una posición distinta y eliminó de su cartografía que el río Silala era internacional”, sostuvo.

Cabe señalar que la disputa se remonta a junio de 2016, cuando Chile presentó una demanda ante La Haya con el fin de declarar el Silala como un río internacional y no como un manantial natural como afirmaba Bolivia.

Crédito: Diario Uchile