publicidad-webypunto-300x250

El abanderado de Alianza País ganaría en primera vuelta según todas las encuestas, incluidas aquéllas que el propio Moreno reconoce como opuestas a su proyecto. Basado en esos mismos estudios, su principal rival, Guillermo Lasso, se felicitaba porque “habrá segunda vuelta”.

“Incluso Market, que como ustedes saben no es una empresa que congenie mucho con nuestra candidatura, nos da 48,1% y al candidato Lasso 29,8%. Hemos ganado las elecciones en justa lid”. Con estas palabras, el candidato oficialista, Lenín Moreno, se refirió a los sondeos de los sufragios de este domingo en Ecuador.

Para ganar en primera vuelta, Moreno necesitaba un 40% de los votos válidos y una diferencia de diez puntos sobre el segundo, que según las encuestas es el exbanquero de derecha y opositor Guillermo Lasso, a quien dan entre 26% y 31%.

“La idea es que se debe ganar con humildad y perder con dignidad”, exclamó Moreno luego del cierre de las mesas de votación.

“Estaré pendiente de los resultados definitivos que dé el Consejo Nacional Electoral”, añadió.

Según informó el CNE, los resultados oficiales de estas elecciones generales, en los que también se escogen un vicepresidente, 137 diputados y cinco representantes al Parlamento andino, se esperan a partir de las 20 horas locales de este lunes.

Marcadas por la delicada situación económica y una campaña electoral inusualmente insípida, ensombrecida con acusaciones de corrupción, estas elecciones son las más reñidas de los últimos años en el país andino. Nada que ver con los comicios del 2009 y 2013 en que Correa ganó con holgura en primera vuelta. Un papel clave estaba en la participación que dos horas antes del cierre de las meses llegaba a un 69.58%.

Correa, un carismático y polémico economista que desde 2007 ha liderado el período más estable de la historia reciente ecuatoriana, desistió de aspirar a la reelección por motivos personales.

Crédito: RFI – Diario UChile