“No era el resultado que esperábamos” señaló la abanderada de la falange al reconocer el resultado de las elecciones presidenciales que la posicionaron en el quinto lugar por debajo de José Antonio Kast

Un panorama poco auspicioso para la Democracia Cristiana es lo que confirman los resultados que arrojaron las elecciones presidenciales.
En ellos la abanderada de la falange obtiene menos del seis por ciento de los votos posicionándose en el quinto lugar por debajo de José Antonio Kast.
Una situación que se registra en la mayoría de las regiones, siendo las del extremo norte en donde menos votación obtuvo, alcanzando incluso menos del cuatro por ciento.
En tanto, en las regiones australes de nuestro país, la representante de Magallanes obtuvo entre el nueve y el once por ciento alcanzando sólo en éstas el cuarto lugar.
Al respecto la parlamentaria reconoció la derrota señalando que no eran los resultados que esperaba y aclaró que respetará la decisión que tome la falange con respecto a los apoyos en la segunda vuelta.
Un escenario que posiblemente acentuará la disputa entre los sectores más conservadores de la falange, -quienes han defendido férreamente la opción de ir directo a primera vuelta y consolidar una “identidad DC”- y quienes son partidarios de dar continuidad al legado de la Presidenta Michelle Bachelet y generar una alianza de centro-izquierda.
Además, los resultados ponen en una compleja situación a la Democracia Cristiana para negociar frente a la candidatura que representará a la centro-izquierda en la segunda vuelta presidencial.


Este lunes la Democracia Cristiana tendrá un tenso consejo nacional para analizar los resultados presidenciales, parlamentarios y el escenario del oficialismo en una segunda vuelta entre Sebastián Piñera y Alejandro Guillier.

Crédito: Montserrat Rollano – Diario UChile