La misiva fue enviada por el cardenal en febrero de 2009 al nuncio apostólico Ivo Scapolo. En ella, puede leerse: “Por respeto a Karadima no le pedí al promotor que lo interrogara”.


Este jueves, la Corte de Apelaciones revisó la demanda que realizaron las víctimas del caso Karadima.

En la ocasión, el abogado Juan Pablo Hermosilla, que representa a Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, dio a conocer la existencia de una carta que fue enviada por Francisco Javier Errázuriz al nuncio apostólico Ivo Scapolo en febrero de 2009.

El texto revela que el cardenal evitó que investigaran a Karadima: “Por respeto a Karadima no le pedí al promotor que lo interrogara y sólo le pedí a Andrés Arteaga, obispo auxiliar de Santiago, su parecer”, señala la misiva.

“Como se trata de hechos prescritos cerré la investigación. Así quise protegerlos, consciente de que mi manera de proceder, si los acusadores llevasen algún día el caso a la prensa, se volcaría en contra de mí”, dice el texto.

Para el abogado, este antecedente da cuenta de la actitud de encubrimiento que ha tenido la Iglesia Católica frente a las denuncias de abusos sexuales.

“Esto contradice todo lo que ha dicho bajo juramento en sus declaraciones. Errázuriz siempre ha dicho que actúa de buena fe, que gracias al trabajo de él se pudo sancionar al señor Karadima”, manifestó Hermosilla.

Crédito: Diario Uchile