publicidad-webypunto-300x250

Según el fiscal jefe de Rancagua, Sergio Moya, este monto corresponde a un aporte inicial, ya que se solicitará una nueva indemnización, cifra que podría alcanzar los $20 mil millones.

La Compañía General de Electricidad (CGE) pagó 150 millones de pesos como “reparación celosa del mal causado” dentro del proceso judicial por su eventual responsabilidad en los incendios forestales ocurridos en enero pasado en la localidad de Pumanque, Región de O’Higgins.

Así lo comunicó el propio abogado Cristián Muga, representante de uno de los ejecutivos imputados en la causa.

El jurista indicó que los acuerdos sobre reparación se dan luego de constituida una mesa de trabajo entre el Ministerio Público, representantes de la empresa eléctrica y abogados de los imputados.

Sin embargo, Cristián Muga aclaró que esta reparación monetaria destinada a los afectados por los siniestros no significa que se esté asumiendo una culpabilidad anticipada en los hechos.

“Los imputados consignan esta cantidad de dinero con el objeto de configurar ciertas atenuantes penales y una de esas atenuantes son los intentos de reparación de los efectos que han tenido sus actos. Corresponde a una calificación que tiene que hacer finalmente un tribunal, no constituye aceptación de responsabilidad anticipada, sino que es una consignación que se hace para los efectos de que un tribunal califique o no esta circunstancia atenuante en un eventual juicio oral”.

Respecto del monto, el fiscal jefe de Rancagua, Sergio Moya, precisó que es sólo un aporte inicial, dentro de los acuerdos alcanzados por la acción judicial de reparación.

El persecutor indicó que este aspecto no tiene que ver con el proceso penal propiamente tal que se sigue contra los tres gerentes de la empresa CGE Distribución, acusados de presunta responsabilidad en los incendios forestales.

Sergio Moya agregó que, en la próxima sesión de la mesa de trabajo, solicitará a la compañía una indemnización superior a los 20 mil millones de pesos.

“Se ha dado un paso por parte de la empresa de acoger los planteamientos de la Fiscalía en el sentido de que aquí los incendios se ocasionaron por desperfectos eléctricos, estos 150 millones corresponden a un aporte inicial y una manifestación de seriedad de que existe el ánimo de indemnizar. Es un punto relevante que la firma se ponga a disposición de las víctimas y reparen el daño que causaron”.

Al respecto, el alcalde de Pumanque, Francisco Castro, además de valorar parte de la acción compensatoria para las familias afectadas, indicó que este un importante paso para que la empresa y los gerentes imputados reconozcan su responsabilidad directa en los incendios.

El edil recalcó que las llamas se ocasionaron por desperfectos eléctricos debido a la falta de mantención en el tendido.

“Obviamente están reconociendo más de alguna responsabilidad en los hechos y es sumamente positivo para quienes están demandando ser compensados económicamente por las pérdidas. Sin duda que los 150 millones de pesos son un piso, porque la magnitud de los menoscabos superan ampliamente esa cantidad de dinero”.

Recordemos que el pasado miércoles el Tribunal de Garantía de Peralillo rebajó las medidas cautelares para el gerente de CGE de la región de O’Higgins, Pablo Yáñez, quien era el único de los tres imputados que se mantenía en prisión preventiva por su responsabilidad en cinco delitos relacionados con los incendios forestales del pasado verano.

Crédito: Rodrigo Fuentes – Diario UChile