El aumento sostenido de portadores de VIH demanda la incorporación del test rápido en los servicios públicos. Organizaciones como Margen criticaron la falta de operatividad e información del gobierno en la implementación del plan nacional de prevención e instaron a masificar la entrega de condones femeninos en los servicios de salud regional.

El Ministerio de Salud informó que los casos de contagio de VIH durante 2017 llegaron a los 6361 personas, cifra que podría presentar un aumento exponencial este año, según los datos entregados por el Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

Frente a este escenario que pone a Chile a la cabeza en la prevalencia de esta enfermedad, las organizaciones ciudadanas como la Fundación Margen han desarrollado campañas de entrega de preservativos masculinos y femeninos.

Sin embargo, Víctor Hugo Robles, periodista comunitario y vocero de la Fundación Margen, criticó la lentitud con que se ha tomado el gobierno la puesta en marcha del Plan de Prevención Nacional. “Desde que se presentó ese plan en el Centro Cultural Gabriela Mistral no hemos tenido más noticias, no sabemos en qué va el plan, cuáles son las medidas que se van a aplicar, en qué fecha se comenzará a aplicar ni cuales son las dificultades con que se ha encontrado el Minsal para la operatividad de este plan”.

Víctor Hugo Robles, de Fundación Margen

Dicha organización civil ha sido un motor en la entrega de preservativos femeninos, sin embargo, como institución demandan que la política del condón femenino sea aplicada en todo el país “y no solo con las compañeras trabajadoras sexuales, en los terrenos que hacen ellas y por la labor de Margen, sino que en todos los consultorios y servicios públicos de salud del país”.

El Instituto de Salud Pública informó que durante 2018 se registraron 3850 nuevos casos de portadores del VIH, por lo mismo, la incorporación del test rápido es una de las medidas contenidas en el Plan Nacional de Prevención.

Hasta el momento el Hospital Clínico de la Universidad de Chile ha sido pionero en la aplicación de esta herramienta que permite el diagnóstico instantáneo. El director del Centro de VIH de ese centro asistencial universitario, Alejandro Afani, puntualizó que se hace fundamental la aplicación del test rápido en regiones por parte de los Servicios de Salud.

En los casos en que se ha aplicado esta herramienta, señala el doctor Afani, se ha detectado “una prevalencia bastante alta dentro de lo esperado, porque se preveía una tasa de un 0.5 por ciento en la población general, sin embargo, nuestros datos apuntan a 1.29 puntos porecntuales, lo que es casi tres veces más. Por otro lado, en 2017 se registraron 5816 nuevos casos, lo que significó un incremento en 96 por ciento en siete años a contar de 2010, de tal manera que es un tema que está fuera de control y hay que tomar medidas urgentes en pos de revertir esta tendencia. Para ello es urgente fomentar el diagnóstico, ofreciendo el test rápido de manera masiva”.

La importancia de tener un diagnóstico rápido posibilita un pronto tratamiento, lo que, según Víctor Hugo Robles, asegura que “una persona que se alimenta bien, que se toma sus pastillas y que tiene una buena calidad de vida se trasforme en una persona indetectable. Eso no quiere decir que esté libre del virus, pero el virus está escondido en su cuerpo y está controlado y esa persona no trasmite la enfermedad a otras personas, por eso es importante saber, es importante controlarse, tomar el medicamento y colaborar en la prevención”.

Sin embargo, en nuestro país aún se sigue dando hora para la aplicación del test de Elisa, y éste tiene un tiempo de espera de dos meses, lo que dificulta el tratamiento y posibilita la trasmisión de esta enfermedad. Esta es otra de las razones de la necesidad de repartir el test rápido en los servicios de salud de todo el país.

El asesor del Ministerio de Salud en temas de VIH, Carlos Beltrán, participó en la 22° Conferencia Mundial del Sida desarrollada en la ciudad de Ámsterdam, instancia a la que no asistieron autoridades chilenas, aun cuando políticos, médicos, farmacéuticas y artistas se dieron cita para tratar este tema que concita el interés mundial. En conversación con Radio Universidad de Chile, Beltrán especificó que en el desarrollo de la conferencia se habló sobre el caso de nuestro país, ya que es uno de los lugares en que más ha aumentado el contagio de VIH en el último tiempo.

22nd International AIDS Conference (AIDS 2018) Amsterdam, Netherlands
Copyright: Marcus Rose/IAS
Photo shows: TB 2018: Signage at conference

Víctor Hugo Robles, que también participó de la instancia internacional, criticó la ausencia de autoridades. “Tuve que pasar la vergüenza por ser chileno de ver reflejado en las diferentes mesas de trabajo que se hacían donde aparecía Chile en rojo por la alta incidencia, por ser el país que tiene la más alta tasa de notificaciones positivas nuevas en personas jóvenes y no había ninguna autoridad pública que se hiciera cargo de la situación y que explicara a la comunidad internacional los planes que se están desarrollando”.

Se prevé que el Plan Nacional de Prevención de VIH entre en vigencia durante los primeros días de septiembre. En él se abordará el tema de la educación y se espera la presentación de medidas de información en las diferentes etapas de formación escolar y universitaria. También se suman las iniciativas de organizaciones civiles como Sida Chile que durante la jornada de este viernes lanzó su campaña “Chile tiene sida” en la Corporación Cultural de Las Condes. La iniciativa busca, a través de la cultura y la interacción con los jóvenes, producir un punto de inflexión en la prevención y aportar en un cambio cultural sobre los cuidados frente a esta enfermedad que en Chile ha mantenido un crecimiento sostenido.

Crédito: Francisco Velásquez – Diario UChile