El enclave alemán sirvió como centro de torturas de la Dirección de Inteligencia Nacional y según los informes, más de 100 personas desaparecieron en ese recinto del sur de Chile.

El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, manifestó a su par de Alemania, Heiko Maas, el interés del Gobierno de Chile en acelerar la entrega de reparaciones a las víctimas de violaciones a los derechos humanos ocurridos en Colonia Dignidad.

Luego de la cita, realizada en medio de la gira que desarrolla por Europa, el canciller expresó la voluntad del Ejecutivo para “establecer lo antes posible un calendario y medidas concretas con el fin de saber en qué dirección se pueden alcanzar progresos”.

Ampuero también recalcó la necesidad de instaurar una organización que se encargue de administrar las posibles reparaciones.

“Establecer claramente los pasos que se han de seguir definir cosas, por ejemplo, como sería la administración de una institución que se cree o definir quiénes las dirigirían. También es necesario avanzar en el sentido de la ubicación de una institución como esta o si se va a tratar de un archivo.

En ese contexto, ambos secretarios de Estado aseguraron que el próximo paso será la reunión de la Comisión Mixta que se celebrará el 22 de agosto en Santiago, en la que se tratará de seguir avanzando en la materia.

Ambos gobiernos firmaron en julio de 2017 un acuerdo en el que se estableció la creación de esa instancia, con el objetivo de generar compromisos mutuos para la reparación a las víctimas de la Colonia Dignidad a través de indemnizaciones.

Los gobiernos de Alemania y Chile fijaron como plazo el 22 de agosto para analizar las posibles indemnizaciones en una comisión mixta, según lo estipulado en el memorando de entendimiento suscrito por ambas administraciones.

Crédito: Diana Porras – Diario UChile