El plan pretende disminuir tanto la incidencia como la mortalidad atribuibles a la enfermedad a través de estrategias y acciones que faciliten la promoción, prevención, diagnóstico precoz, tratamiento, cuidados paliativos y seguimiento de pacientes, para mejorar su sobrevida, calidad de vida y la de sus familias.

El Presidente Sebastián Piñera encabezó la presentación del Plan Nacional del Cáncer, junto con la firma del respectivo proyecto de ley que busca hacer frente a los perjuicios que causa esta patología.

El Mandatario detalló la propuesta que considera como un espacio relevante para impulsar la detección precoz, la investigación y desarrollo, las terapias, el aporte de la sociedad civil, además de la colaboración del sector público y privado.

Además, el jefe de Estado recalcó que el cáncer se ha transformado en la segunda causa de muerte a nivel nacional e incluso desplaza del primer lugar a las enfermedades cardiovasculares en Arica, Tarapacá, Antofagasta, Maule, Bío Bío, Los Lagos y Aysén.

De acuerdo al proyecto, el Ministerio de Salud se compromete a aumentar la formación de médicos oncólogos especialistas y busca incorporar un nuevo sistema de convalidación de títulos. Además, buscará crear seis centros de alta complejidad a lo largo del país.

En ese sentido, el Mandatario señaló que la iniciativa busca adelantarse al avance de la enfermedad. “También incluye este plan nacional del cáncer un proyecto de ley que establece que el Ministerio de Salud deberá cada cinco años elaborar el plan nacional del cáncer para poder mirar y anticiparnos a los tiempos. Muchas veces en nuestro país somos muy reactivos y estamos reaccionando al pasado cuando el mundo moderno requiere anticiparse a lo que viene del futuro y este plan nacional del cáncer nos va ayudar sin duda a tener una planificación que asegure y garantice que no nos quedemos solo en buenas intenciones sino también en buenos resultados”.

Por su parte, el diputado de la Democracia Cristiana, Miguel Ángel Calisto, valoró la presentación de este plan y emplazó al Estado a hacerse cargo de los costos de esta enfermedad.

“Creemos que es rol del Estado asumir la prevención y tratamiento integral de este enfermedad que es tan lamentable y que lo único que puede hacer el Estado para paliar este dolor personal y familiar es, como mínimo, poner los recursos y los centros integrales en todo el país para poder abordad esta enfermedad tan compleja”.

El proyecto considera además la creación de la Comisión Nacional del Cáncer que se encargará de asesorar al ministerio de Salud para la aplicación de tratamientos gracias al aporte de sociedades científicas, organizaciones especializadas y facultades de medicina.

Por último, crea un Fondo Nacional del Cáncer que reunirá todos los aportes internacionales que reciba Chile y permitirá la opción de recibir aportes civiles mediante la creación de un incentivo tributario.

Crédito: Claudio Medrano – Diario UChile