La iniciativa fue aprobada no solo con el respaldo de parlamentarios de la Democracia Cristiana, sino que también contó con el apoyo de otros partidos de la oposición, como el PPD y el PS. Horas antes, el ministro Andrés Chadwick anunció que pondrán urgencia al proyecto de Ley larga Antiterrorista.

Luego de la postergación de una votación que debió llevarse a cabo el martes, este miércoles la Sala del Senado aprobó con 32 votos a favor, seis en contra y dos abstenciones la iniciativa con que el Gobierno busca ampliar las facultades de las Fuerzas de Orden y Seguridad y las del Ministerio Público, para investigar los delitos de carácter terrorista.

Votaron en contra de la iniciativa los senadores Juan Ignacio Latorre (RD), Alejandro Navarro (País), Pedro Araya (IND), Alfonso De Urresti (PS) y Jaime Quintana (PPD). Por su parte, se abstuvieron la senadoras Yasna Provoste (DC), Adriana Muñoz (PPD) y Ximena Órdenes (IND), además de los senadores Álvaro Elizalde (PS) y Carlos Montes (PS).

La votación había quedado suspendida luego de que la oposición se retirara del pacto impulsado por la Democracia Cristiana y La Moneda, sobre avanzar en el trámite de la ley integral -o ley larga- que reforma la normativa vigente.

En ese sentido, horas antes de la votación en el Senado, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, anunció que el Gobierno decidió ponerle urgencia al proyecto de Ley larga Antiterrorista, una iniciativa que desde hace un año permanece estancada en la Cámara Alta sin ser discutido y que debido a la división de las posturas se separó en dos, dando pie a la ley corta.

La llamada “ley larga” va al fondo de estos delitos y entre otras cosas, define lo que es una conducta terrorista. Mientras que la normativa aprobada este miércoles en la Sala del Senado entrega más herramientas para la investigación de estos delitos, permitiendo la intercepción telefónica y la utilización de agentes encubiertos.

Crédito: Diario UChile