El PROCESO EDUCATIVO no es un juego de tómbola, en que cada año algunas empresas destinadas a lucrar con este proceso de formación humana y profesional, se dan la libertad de… ¡echar a los educadores!… sea cual sea su rango o calidad docente, puesto que eso no interesa.


En este ámbito vemos una vez más como diversas entidades municipales o privadas, entre estas últimas un Organismo denominado COMEDUC que en Chile administra a más de una docena de Liceos de educación técnico profesional, se atribuye el poder de dejar sin empleo a quien estime, para que sea reemplazado por otros que estén más de acuerdo con sus supuestos lineamientos de transacción comercial, porque no es otra cosa que eso, un negocio de intereses creados.
Por cierto que LA EDUCACION NO ES UNA TOMBOLA, mediante la cual la distribución del personal que labora en un establecimiento educativo o colegio, son tratados como números de rifa, aduciendo a ciertas necesidades de la Empresa
Es hora de preguntarnos una vez más… ¿ESO SON LOS TIEMPOS MEJORES QUE CON TANTA VEHEMENCIA y UN TANDO ELOCUENTE HA PLANTEADO REITERADAS VECES EL JEFE DE ESTADO?…..
Obviamente que el trabajador docente, no es un cartón o un numero rifa o de lotería. Es una persona que tiene una familia y que es directamente perjudicado, damnificado y prejuiciado laboralmente.
En tal sentido….¿quién puede ponerle el cascabel al gato, para dilucidar la magnitud de estas injusticias, sobre todo cuando se trata de personas que por muchos años han dado lo mejor de sus vidas en la construcción de un Chile mejor a través de la formación valórica y actitudinal de los educandos?.
Al finalizar este nuevo año 2018, valdría la pena que algún organismo o Institución, como “EL COLEGIO DE PROFESORES” u otras, puedan detectar fielmente la magnitud de esta onda de despido, que hoy afecta una vez masa a los trabajadores de la EDUCACION, entre estas se reitera a ese Organismo Comercial como es COMEDUC, una entidad que se formó hace años, bajo el alero de la CÁMARA DE COMERCIO DE CHILE y que nunca ha podido ser intervenida con una profunda investigación de lo que realmente sucede cada año, pues no basta que en la redes sociales muchos expresemos nuestra disconformidad, y expresemos palabras de aliento a quienes han sido perjudicados en los distintos cargos del ámbito docente. Quien escribe esta nota, este hecho reiterativo al finalizar de cada año escolar, hace recordar aquellos años en que siendo un activo docente y docente directivo, veía con temor la finalización del año, pues como de costumbre se venía la onda de despido habitual, para ver o sentir en carne propia la inseguridad de poder seguir o no seguir con “PEGA”, teniendo detrás a una familia con niños pequeños.
En fin…en esta injusta situación laboral, obviamente que hay… ¡mucha tela que cortar! En tal sentido….me permito hacer un llamado a mis colegas que ejercen la importante labor de la docencia…. ¡ SIEMPRE DE PIE ¡….¡NUNCA DE RODILLAS, FRENTE A ESTOS INESCRUPULOSOS NEGOCIANTES DEL SISTEMA EDUCATIVO EN CHILE .!
Que lejos estamos de aquellos días en que la Educación era una función preferencial del Estado, y como empleados públicos para terminar un contrato se tenía que hacer una exhaustiva y profunda investigación de las causas a través de un SUMARIO ADMINISTRATIVO, comprometiendo en esta gestión al propio MINISTERIO DE EDUCACION, CONTRALORIA GENERAL DE LA REPUBLICA Y TESORERIA si fuera necesario. Pues el dejar sin la fuente laboral de un trabajador de la educación era, es y será por siempre un cometido extremadamente serio y de alta responsabilidad social
HOY CUALQUIER PEREGILIENTO, DUEÑO DE EMPRESA, (con mucho respeto y cariño a esta rica planta herbácea que se cultiva para ser usada como condimento) puede echar a un trabajador así como así…. ¿Hasta dónde debemos aguantar esto?…
Seamos o no seamos partidarios de una u otra idea política, la fuerza laboral de la clase trabajadora de la educación no puede ni debe ser tocada, alienada, maniatada, ni humillada tan frágilmente
En consecuencia, habiendo tenido una dilatada experiencia por más de cuarenta años al servicio de la formación de los educandos, primero como administrativo, luego como docente de aula y finalmente como directivo docente, no puedo por menos dejar pasar este estado de injusticia laboral con tantísimos ex. Colegas que hoy están siendo afectados por un terremoto, o un verdadero tsunami, a manera de simbolizar una grave catástrofe de “DESPIDOS EN EDUCACION”

Omar Gonzalez Hurtado
Corresponsal de Servicio web.

 

 




No tags for this post.