publicidad-webypunto-300x250

Matías Ramírez, abogado querellante en el Caso Fipes, aseguró que el senador de la Democracia Cristiana obtuvo un sobreseimiento ilegal y que, con este gesto, la justicia le dio un espaldarazo a la clase política en lo que respecta a los casos de corrupción.

Este martes, la Corte Suprema dictó el sobreseimiento definitivo del senador de la Democracia Cristiana, Patricio Walker, en el marco de la investigación del Caso Fipes. El parlamentario fue investigado por cohecho y delitos tributarios por el financiamiento a la campaña del diputado Iván Fuentes, ambos parlamentarios de la Región de Aysén.

La sentencia del máximo Tribunal señaló que “los hechos propuestos en las querellas no dicen relación con los que constituyen el tipo de cohecho, porque en ellas no se sostiene la existencia de la acción o contraprestación ilícita que requiere”.

En fallo dividido, emitido por la Segunda Sala, se descartó que los jueces de la Corte de Apelaciones de Coyhaique, donde se inició la causa, hayan incurrido en faltas o abusos en el sobreseimiento que ya habían dictado en enero pasado.

Los votos disidentes de los ministros Milton Juica y Jorge Dahm apelaron a una investigación inconclusa y, sobre todo, al carácter del delito. Es decir, que de acuerdo a los antecedentes, se habría configurado un nuevo caso de corrupción vinculado a la Ley de Pesca.

“Es un espaldarazo a la clase política involucrada en casos de corrupción”

El fallo marca un precedente para este tipo de casos donde también está en juego la autonomía de los tribunales respecto de los funcionarios públicos y que, como mínimo, deben concluir sus investigaciones para determinar sus eventuales responsabilidades, según puntualizó la abogada querellante del caso, Marisa Navarrete.

La profesional dijo que con esta decisión la Justicia da una pésima señal respecto casos vinculados al financiamiento irregular de campañas políticas porque, a su juicio, Patricio Walker ganó un sobreseimiento ilegal por secretaría.

“Consideramos que es sumamente grave esta señal porque el senador ha ganado por secretaría un sobreseimiento prematuro que ningún ciudadano obtendría de los tribunales”, enfatizó.

El también abogado querellante en el caso, Matías Ramírez, sostuvo que esto sólo reafirma una decisión política de cerrar casos de corrupción sin establecer mayores responsabilidades y así evitar ahondar en las investigaciones vinculadas a la Ley de Pesca desde 2012.

Para Ramírez la medida “es un espaldarazo a la clase política y empresarial y a la vez un cachetazo a las investigaciones y al rol que cumplimos los querellantes en solicitar las diligencias a la Fiscalía”

Los abogados querellantes explicaron que el sobreseimiento definitivo se decretó por dos eventos particulares ocurridos 2013, lo que no impide que se presenten nuevas acciones judiciales sobre otras aristas del caso.

Uno de los antecedentes que no se relaciona en particular con el sobreseimiento del senador y que se ha incorporado a la carpeta investigativa se remite a 2014, cuando los parlamentarios por Aysén tomaron contacto a través de un correo electrónico con Valeria Carvajal, gerente de Fipes, para solicitar dineros e intervenir a favor de esta asociación de pesqueros.

Sobre ese punto, Matías Ramírez agregó: “Tengo la convicción que al menos en la carpeta investigativa en Aysén hay otros antecedentes y no dudaremos en presentar nuevas acciones porque no me cabe duda de la responsabilidad que tuvo el senador en la tramitación de la Ley de Pesca”.

Los correos electrónicos que Walker nunca entregó

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de Pescadores Artesanales (Fenaspar), Hernán Cortés, dijo que la decisión del Máximo Tribunal es apresurada y sospechosa porque no se agotaron todas las instancias de investigación.

Dentro de las diligencias encargadas por la Fiscalía se consideraba incautar los correos electrónicos de Walker, pero durante su declaración ante el Ministerio Público, en diciembre pasado en calidad de imputado, señaló que todos los mensajes fueron borrados por alguna persona que habría ingresado a su cuenta. Él mismo se comprometió a entregarlos en el menor tiempo posible, lo que nunca se hizo efectivo.

Por lo mismo, en ese momento los abogados querellantes instruyeron a la unidad de Cibercrimen de la Policía de Investigaciones (PDI) que esclareciera esta supuesta eliminación de los correos y que detallaran el registro histórico de inicio y cierre de sesión que ejecutó el parlamentario.

Sin embargo, parte de estas diligencias fueron suspendidas por el sobreseimiento definitivo a Walker, lo que genera aún más cuestionamientos al proceder judicial en este tipo de casos, apuntó el dirigente sindical.

“Sus correos electrónicos sospechosamente fueron manoseados y borrados y nunca se periciaron. Nosotros exigimos una copia de los mensajes a los servicios encargados de estos diligencias y no se hizo porque apresuradamente se decretó el sobreseimiento”, sostuvo Machuca.

El Respaldo de la DC (y de la UDI)  

A través de un comunicado público, el mismo Patricio Walker manifestó que tomaba esta decisión “con tranquilidad, con mesura, por supuesto con la convicción que se hizo justicia”.

Agregó que “acá no hubo delito, no hubo infracción a ningún deber en el ejercicio de mi cargo como Senador. Sólo hubo un apoyo a los gastos familiares de Iván Fuentes que los conseguí con una persona natural, que jamás me señaló a quien le iba a pedir recursos. Yo me alegro que se haya reivindicado  mi honra después de este fallo tan contundente y categórico”.

Desde los distintos sectores políticos también hubo reacciones al fallo de la Corte Suprema.

El presidente de la Comisión de Pesca, el diputado de la Democracia Cristiana, Juan Enrique Morano, dijo que si la Justicia se pronunció no hay más que opinar y,  a su juicio, insistir en el tema sería especular sobre una responsabilidad que no recae en el senador Walker.

“He trabajado más de tres años con Iván Fuentes y jamás he visto otro interés que los temas pesqueros. Por otro lado, el senador Walker ya fue sobreseído y seguir condenándolo políticamente porque alguien estima que hay un supuesto ilícito me parece que es un absurdo y una falta de respeto a lo que merecemos todas las personas”, manifestó el parlamentario.

También, la presidenta de la Democracia Cristiana, senadora Carolina Goic, se mostró satisfecha con el fallo que beneficia al congresista de su partido.

“Me parece muy bien. Creo que ha sido muy claro además el fallo en establecer que no hay hechos constitutivos de delito. Me alegro por él. Además destacar que hizo lo que correspondía, someterse a la Justicia con toda la disposición, entregar la información, abrir sus cuentas y hoy hay un sobreseimiento muy claro”.

Desde la UDI, la senadora Jacqueline Van Rysselberghe señaló estar alegre de que Walker haya ­“demostrado su inocencia”, aunque alegó una diferencia de criterios respecto de otros políticos.

“Lo que me gustaría es que pudiese ser con la misma rapidez que se vieron el resto de los casos de políticos que se están ventilando en los tribunales”.

La senadora, investigada actualmente por la Fiscalía en los casos de financiamiento de pesqueras a políticos, insinuó que las informaciones de casos de corrupción no siempre tienen fundamentos.

“Esto significa que muchas veces cuando las denuncias se hacen por la prensa no tienen ningún asidero, y el daño que se le hace a las personas es muchas veces irreparable”.

Crédito: Natalia Figueroa – Diario UChile