Carlos Délano y Carlos Lavín comenzaron este viernes las clases de ética en el marco de la condena que recibieron en julio de 2018 por delitos tributarios. La medida ha sido fuertemente cuestionada, siendo calificada de “irrisoria” y de “chiste” por integrantes de la oposición.

En medio de protestas de un grupo de alumnos de la Universidad Adolfo Ibáñez, los controladores de Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín dieron inicio a las clases de ética en el marco de la condena que recibieron en julio de 2018 por delitos tributarios.

En la ocasión, tanto Délano como Lavín fueron condenados a cuatro años de libertad vigilada y al pago de 1700 millones de pesos.

El curso -en el que ellos serán los únicos alumnos- será impartido por la escuela de negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez y comprende una revisión de las tres corrientes clásicas de la ética: Aristotélica, utilitarista y deontológica. Además, tendrán ejercicios prácticos, pruebas y evaluaciones.

Desde que se dio a conocer la condena de los controladores de Penta, el tema generó un fuerte rechazo ciudadano considerando las bajas sanciones en comparación a otros delitos.

El senador y ex candidato presidencial, Alejandro Guillier señaló a través de su cuenta de Twitter “Así es la justicia para los ricos en Chile. Los grandes corruptores de la política pagan sus delitos con clases de ética. Seguro que ahora los negocios en el país serán más transparentes y probos. El chiste del día. Mientras, el pueblo paga con cárcel”.

Mientras, el presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahín aseguró que el código penal posee un “sesgo clasista” y calificó de “irrisorias” las clases de ética de Délano y Lavín.

Por su parte, el ex fiscal Carlos Gajardo, quien investigó el caso, señaló que a partir de la condena a los controladores de Penta se podría “dejar la idea que en Chile hay un doble tratamiento para cuando es una persona normal, N.N. o de la calle, o cuando es una persona poderosa”.

Además, aseguró que “está bastante comprobado que este tipo de medidas no tienen ningún impacto en el comportamiento futuro de las personas”.

Crédito: Diario Uchile