publicidad-webypunto-300x250

Luego que Consejo Nacional de Educación decidiera cancelar la personalidad jurídica del plantel, los alumnos instaron al Mineduc a revelar un plan de reubicación.

El proceso evaluativo del Consejo Nacional de Educación (CNE) incluyó la revisión y el análisis de antecedentes e información entregada por los representantes de la comunidad universitaria de Arcis y el Ministerio de Educación (Mineduc).

Con esta medida, la secretaría a cargo de Adriana Delpiano podrá dar inicio al plan de cierre que debe integrar la reubicación de 400 estudiantes, según han señalado.

Los estudiantes evalúan la viabilidad de una apelación por vía administrativa que están revisando junto a su equipo de abogados, porque califican como “irresponsable” la decisión del CNE.

La presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Arcis (Feuarcis) y vocera de la Confech, Sandra Beltrami, aclaró que los estudiantes matriculados son 645 sumado a otros 500 que no han podido iniciar el proceso académico por encontrarse en condiciones de vulnerabilidad o que han congelado sus estudios.

En el caso del cierre de la Universidad del Mar, el Estado ha gastado 46 mil millones de pesos por la reubicación de cerca de siete mil estudiantes que se matricularon en otras instituciones de educación superior.

Teniendo en cuenta este antecedente, Sandra Beltrami señaló que lo mínimo que debiese garantizar el Mineduc es una beca de arancel total para los estudiantes de Arcis que son menos que los de la Universidad del Mar.

La dirigenta estudiantil indicó que el Mineduc no se ha referido en concreto al plan de cierre y que solo manifestó su pretensión de reubicar lo antes posible a los estudiantes.

En febrero pasado, el Cuarto Juzgado Civil de Santiago decretó la “liquidación forzosa” de la institución por una deuda que mantenía por 85 millones de pesos. También se dispuso la continuidad del giro de la universidad por tres años donde se tendrían que conceder 2 mil millones de pesos para que la universidad pudiese terminar con los procesos académicos incompletos.

Este último punto sería el que los estudiantes esperaran que se implemente y no el cierre definitivo de la casa de estudios, explicó Sandra Beltrami. “Esa es la causal que con hechos evidentes han provocado llegar hasta la revocación de la personalidad jurídica”.

Mientras, el rector fundador del plantel, Luis Torres Acuña, se refirió a la propuesta académica de la universidad que, a su juicio, la diferenciaba de otras instituciones de educación superior: “El legado pervive en los miles de profesionales que salieron de la universidad y en los académicos que nos adherimos a él. Una universidad que estaba generando debate en el país ante la crisis de la modernidad”.

Por el momento, la resolución del Consejo Nacional de Educación será remitida al Mineduc y a la Universidad. Según lo adelantado por la jefa de la División de Educación Superior del Mineduc, Alejandra Contreras, una vez establecido el decreto que formalice la cancelación de la personalidad jurídica se establecería el plazo de cierre, lo que podría extenderse por tres años.

Crédito: Natalia Figueroa  – Diario UChile