publicidad-webypunto-300x250

Este viernes la Confech junto a organizaciones sociales y gremiales, convocaron a una movilización para el primero de junio. Los dirigentes, enfatizaron en que durante los cuatro años de este Gobierno no se ha considerado las propuestas de la ciudadanía.

En el marco de la última cuenta pública de Michelle Bachelet, la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), junto al Colegio de Profesores, la Federación de Trabajadores Contratistas Anglo American y organizaciones sociales, como la Coordinadora No+AFP, agrupaciones feministas y el Movimiento de Pobladores Ukamau, convocaron a una marcha nacional para el 1 de junio.

Desde de las organizaciones de trabajadores criticaron la actual reforma laboral, acusando que se ha retrocedido en políticas de seguridad y negociaciones sindicales. Mientras que desde las agrupaciones feministas, advirtieron que ninguna de proyectos de educación que se discuten en el Congreso contienen artículos que promuevan una enseñanza no sexista.

Por su parte, representantes de la Coordinadora No+AFP manifestaron la necesidad de un cambio al sistema de pensiones, acusando a los dirigente de la CUT de representar intereses partidistas y no respaldar las demandas de los trabajadores.

Daniel Andrade, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) y vocero de la Confech, señaló que deben ser los movimientos sociales los que marquen la agenda de los cambios políticos, en ese sentido agregó que esta movilización será un ultimátum para que el Gobierno considere las demandas de la ciudadanía.

“El Mineduc y la Ministra de Educación, incluyendo a Bachelet, han sido intransigentes, porque no han recibido nuestras propuestas, pero sí lo han hecho con las de la Universidad Católica, para que de un momento a otro se cambiara el AFI (Aporte Fiscal Indirecto), y con Pilar Armanet (rectora de la Universidad de Las Américas) para no cambiar el Crédito con Aval del Estado”.

Erick Muñoz, coordinador nacional de la Cones y estudiante del Instituto Nacional, indicó que esta vez se suman a la marcha no solo por las demandas del movimiento estudiantil, sino también como un acto de denuncia por la represión que ha afectado a los estudiantes secundarios.

En este punto, se refirió principalmente a lo acontecido el día de ayer en su colegio, donde un carro lanza gases de Carabineros derribó el portón del establecimiento en medio de manifestaciones en rechazo a la administración del alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, así como al proyecto de desmunicipalización. También mencionó las denuncias de acoso del Liceo 7 de Providencia.

Por su parte, Hugo Gerter, representante del Colegio de Profesores, acusó que ninguno de los puntos propuestos por el Magisterio ha sido considerado en el proyecto de educación pública. “Nosotros adherimos a esta marcha para que se implementen reformas en beneficio de los estudiantes y no de otros grupos políticos y sociales que no tienen mucho que ver con la educación. Hoy no sabemos para quien se está legislando”.

Además, adelantó que realizarán una consulta el próximo 14 de junio, por lo que enfatizó en la necesidad de que los docentes se reúnan el primero de junio para discutir la reforma y participar informados en la consulta programada.

En tanto, Sandra Beltrami, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Arcis (FeuArcis), se refirió a la revocación del reconocimiento oficial de la institución, confirmada por el Consejo Nacional de Educación el pasado miércoles, acusando al Ministerio de Educación de cerrar la Universidad por fines políticos.

“Hemos tenido un Ministerios irresponsable, intransigente y deficiente, que puso un administrador provisional sin capacidades técnicas, sino que por tener un cargo político, con la intención de cerrar una universidad emblemática. Nosotros esperamos que ante esta situación los estudiantes quedemos resguardados. No queremos más ofertas del Mineduc para reubicarnos en otras instituciones, lo que buscamos es finalizar nuestros estudios en la Arcis dignamente”.

De acuerdo a lo señalado por los dirigentes, la autorización a la Intendencia fue realizada para marchar desde plaza Italia hasta Echaurren el próximo jueves a las 11 de la mañana.

Los estudiantes agregaron que no descartan iniciar paralizaciones más continuas en los distintos establecimientos, si es que no obtienen una respuesta de las autoridades, adelantando que este punto será discutido en la próxima reunión de la Confech.

Crédito: Karina Palma – Diario UChile