El doctor David Navarro, encargado de la Organización Mundial de la Salud para el coronavirus en Europa, aclaró que el confinamiento no debe ser la principal herramienta de control del COVID-19, especialmente por los graves efectos que tiene sobre la población más vulnerable.

El doctor David Navarro, encargado de la Organización Mundial de la Salud para el coronavirus en Europa, llamó a los Gobiernos a dejar de usar el confinamiento como el principal mecanismo de contención ante el COVID-19.

“Nosotros, en la Organización Mundial de la Salud, no abogamos por los encierros como el principal medio de control de este virus”, expresó.

Según señaló el experto de la OMS en entrevista con el portal The Spectator este no puede ser el principal método de control para la pandemia, dado que esta herramienta lo que busca es entregar tiempo para que los Gobiernos puedan “reorganizar, reagrupar y reequilibrar sus recursos; proteger a los trabajadores de la salud, que están agotados”.

En esa línea, Navarro recordó también los graves efectos, más allá del tema sanitario, que tiene el confinamiento sobre los sectores más vulnerables de la población.

Por otra parte, la OMS también aclaró este lunes que dejar el virus a libre circulación en los países para que las personas adquieran inmunidad colectiva no es una opción.

“Nunca en la historia de la salud pública se ha usado la inmunidad colectiva como estrategia para responder a una epidemia, y mucho menos a una pandemia. Es científica y éticamente problemático”, expresó Tedros Adhanom Ghebreyesus, jefe de la OMS.

Según datos del a misma organización, en el mundo se han registrado más de 37 millones de personas contagiadas de COVID-19, con una cifra de fallecidos que ya superó el millón de personas.

Crédito: DiarioUChile