publicidad-webypunto-300x250

Durante el mes de marzo, el Gobierno enviará la reforma que habilita al próximo Congreso para definir el mecanismo de cambio constitucional, mientras que en el segundo semestre se ingresará el proyecto de Nueva Constitución. En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, uno los ex integrantes del Consejo de Observadores, Salvador Millaleo, realizó sus proyecciones respecto de la última etapa de una de las reformas clave del Gobierno de Michelle Bachelet.

Hace poco más de un mes que el Consejo Ciudadano de Observadores entregó a la Presidenta de la República las bases ciudadanas para la Nueva Constitución.

A partir de ese momento se dio inicio a la última fase del proceso constituyente que tendrá como principales hitos durante este año el envío de la reforma al capítulo XV de la Carta Magna, así como el ingreso del proyecto de ley de Nueva Constitución, el que recogería la opinión ciudadana expresada en la fase participativa.

Pese a que el proceso se encuentra en su etapa final, persisten las dudas respecto del cumplimiento de los plazos durante el presente año, tomando en cuenta que a partir de marzo de 2018 podría asumir un gobierno contrario a un cambio constitucional.

En entrevista con Radio y Diario Universidad de Chile el integrante del Consejo de Observadores Ciudadanos (CCO), Salvador Millaleo, expresó que la posibilidad de que Chile Vamos llegue a la presidencia agrega más incertidumbre a la continuidad del proceso.

“No es indiferente al proceso el destino en el sentido de qué alianza o qué coalición de gobierno llegue. Por cierto que si hay un vuelco hacia la derecha, la continuidad del proceso tiene mucha más incertidumbre”, dijo.

Sin embargo, Millaleo advirtió que aún no existen definiciones por parte de los otros abanderados y precandidatos presidenciales en torno a esta materia, por lo que el escenario no es completamente distinto.

En esa línea, el también académico de la Universidad de Chile sostuvo que el proceso debe finalizar, apuntando a su importancia para restablecer las confianzas en la actividad política.

“Creo que los candidatos de la Nueva Mayoría todavía tienen mucho que aclarar acerca de su compromiso con la Nueva Constitución. Personalmente creo que el tema de la Nueva Constitución es básico a la hora de reconstruir las confianzas en la política y reconstruir la cercanía de la ciudadanía con las instituciones. Creo que es algo que debería continuar bajo toda circunstancia”

El integrante del Consejo de Observadores se mostró partidario de la idea de un plebiscito en caso de que no exista acuerdo parlamentario en relación al cambio constitucional. Esto, ante la posibilidad de que la oposición rechace la normativa, debido al alto quórum que requiere al tratarse de una modificación a la carta fundamental.

“Creo que sería una opción muy deseable, en caso de que se produjera una especie de bloqueo en el Congreso entre las fuerzas políticas, que la ciudadanía dirima. El mecanismo no puede quedarse bloqueado, tenemos que avanzar a discutir el fondo de la Constitución. Creo que un plebiscito podría desbloquear ese posible estancamiento”, manifestó.

El abogado y académico manifestó que espera que se cumpla con los plazos estipulados para lo que resta del proceso constituyente.

En ese sentido, Salvador Millaleo destacó la iniciativa de parlamentarios de la denominada “bancada AC” quienes convocaron a una sesión especial en la Cámara para analizar los plazos y avances del proceso.

Crédito: Montserrat Rollano – Diario UChile