publicidad-webypunto-300x250

A partir de la denuncia sobre posibles irregularidades en las asesorías parlamentarias al senador Alejandro Guillier, expertos sostuvieron que es necesario que se lleven a cabo cambios en la “estructura” de las asesorías a senadores y diputados tendientes a regular de mejor manera este sistema.

El senador y candidato presidencial Alejandro Guillier entregó este miércoles una carta al Comité de Auditoría Parlamentaria para que haga una revisión de todas las asesorías parlamentarias desde que asumió en marzo de 2014 hasta la fecha, esto luego de la denuncia sobre informes del abogado Omar Beltrán al senador en los cuales habría copiado y pegado información de libre acceso del sitio web del Senado.

Entre otros objetivos, Guillier busca demostrar que las asesorías no fueron verbales y que todas estas colaboraciones fueron auditadas por las instancias correspondientes.

“No son verbales, precisamente ese es el propósito de demostrar que la prensa está manejando información confusa, no verificada y ha generado una opinión equivocada de este asunto. Las preguntas ya tienen una tendencia entonces van distorsionando cada vez más este asunto, hay una comisión de auditoría seria y además le voy a entregar a la Comisión de Ética, qué más quieren. No voy a estar contestando los supuestos de algún periodista que cree que esto, o que piensa que esto”.

Manuel Arís, director de Incidencia de Espacio Público, señaló que las revelaciones sobre estas asesorías al senador Guillier representan una oportunidad de mejor regulación de casos similares, dado que, a su juicio, “la autorregulación del Congreso, al parecer, está siendo ineficaz, al menos para evitar que se generen sospechas”.



Arís plantea la necesidad de que el producto de las asesorías que se pagan con recursos públicos sean igualmente públicas, y que tengan un valor para la labor legislativa, es por esto que el integrante de Espacio Público sostiene que se debe agilizar la legislación de la reforma que regula, entre otros, las asesorías parlamentarias.

“Las asesorías parlamentarias están siendo revisadas en el proyecto que modifica la Ley Orgánica Constitucional del Congreso y ese proyecto de ley está parado en la Comisión de Constitución del Senado y creemos que esta polémica es una oportunidad para que este proyecto se reactive, porque además del tema de las asesorías, incorpora otros estándares relacionados con la transparencia que es vital poder legislar lo más pronto posible”.

Para el analista político de la Universidad Diego Portales Claudio Fuentes esta denuncia sobre las asesorías al senador Guillier, sin duda lo va a afectar, ya que “le daña la credibilidad”, considerando el contexto político y social de mayor escrutinio respecto de todo lo que se hace en la vida pública.

El también ex integrante de la Comisión Engel, planteó que es necesario cambiar de manera radical el sistema de asesorías parlamentarias, para reducir las áreas grises que se pueden producir en su ejercicio.

“Acá se requiere un cambio mucho más radical a la estructura de asesoría parlamentaria. A mí me gusta mucho más el modelo americano en donde cada posición política, cada partido contrata a un grupo de asesores que son partidistas, pero que no dependen de ellos dependen del Congreso propiamente tal, y con eso eliminas el tema de esas prestaciones de servicios por informes que, además no estamos hablando de muchos montos, no son grandes consultorías para estudio en profundidad de un tema”.

Finalmente, Claudio Fuentes criticó la postura adoptada por el senador Hernán Larraín respecto del anuncio de la Fiscalía de investigar las asesorías de todos los senadores, cuestión que fue considerada como “algo que raya en la ofensa” por parte del ex presidente de la UDI, y que el analista de la UDP consideró como una defensa corporativa de un sistema que debe cambiar.

Crédito: Gonzalo Castillo  – Diario UChile