El parlamentario y dirigente de Evópoli analizó los últimos hechos relacionados con la muerte del comunero mapuche en Temucuicui. A su juicio, se debe esperar lo que resuelva la investigación que está llevando adelante la Fiscalía. Además, criticó el rol de la oposición frente a este tema y calificó como un “despropósito” el anuncio de interpelar al titular de Interior.

Durante los últimos días la agenda pública ha estado marcada por el asesinato del joven mapuche Camilo Catrillanca a manos del grupo especializado de Carabineros, conocido como “Comando Jungla”.

El Gobierno respaldó la labor de la policía uniformada e insistió en la teoría del enfrentamiento en el marco de un hecho delictual. El Ejecutivo señaló, además, que el comunero de 24 años tenía antecedentes por receptación, lo que luego fue matizado por el ministro del Interior, Andrés Chadwick. Todo esto, en medio de fuertes manifestaciones ciudadanas, tanto en Santiago como en distintas localidades del sur del país.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el diputado y vicepresidente de Evópoli, Francisco Undurraga, analizó el actuar del oficialismo las horas posteriores al deceso de Catrillanca.

¿Cómo cree que se ha abordado el tema desde el Ejecutivo?

Indudablemente esta es una situación no deseada, que ningún gobierno racionalmente busca, la muerte de cualquier persona siempre es lamentable. Ahora bien, yo haría un llamado a esperar qué dice la justicia y qué dice el fiscal en relación a los hechos. Evidentemente el condenar a priori ni a Carabineros ni a Catrillanca me parece lo correcto, aquí hubo una situación de violencia, una situación de robo con violencia, con presencia de niños, en una zona que es muy conflictiva y que lamentablemente arrojó un muerto. Espero que se clarifique porque creo que lo que debe imperar aquí es la justicia. Yo no tomaría partido en relación a una u otra posición, sino que esperaría a lo que la Fiscalía está investigando.

En ese sentido, ¿cree que el Gobierno se puede haber precipitado en hablar de “un hecho delictual?

Yo creo que esto fue un hecho delictual que provocó la muerte de Camilo Catrillanca. Ahora veremos en qué condiciones fue la muerte de Camilo Catrillanca y qué sucedió ahí, pero evidentemente que aquí hubo balas de un lado y de otro, y fue una persecución a raíz de un robo de tres automóviles con fuerza y con armamento por parte de las personas que delinquieron. Adicionalmente, al día siguiente, en la misma zona un grupo de periodistas de Televisión Nacional no solamente los asaltan, sino que les queman el auto.

¿Cómo observa esta escalada de violencia que se ha producido en la zona? ¿Cree que vaya a declinar en este escenario?

Como diputado de Evópoli cuya bancada tiene cuatro diputados en La Araucanía, para nosotros, indudablemente, es relevante lo que está sucediendo allí y es preocupante. En ese sentido, sabemos de estos actos de violencia no solamente por los diarios sino porque nuestros diputados lo viven en la zona habitualmente. Aquí lo importante es buscar las soluciones y la paz y no creo que la reacción de estos grupos, que no sé si representan a todo el pueblo mapuche, – mi sensación es que no- evidencia, conduzcan a algo. Las protestas son legítimas en democracia y nadie puede desecharlas, pero de ahí a generar barricadas e interrumpir el orden público en Santiago, quemar iglesias y ver el grado de violencia que se desata en venganza, creo que eso tampoco conduce al clima de solución que debe haber en la región de la Araucanía.

¿Coincide con la evaluación positiva que ha hecho del Gobierno del denominado “Comando Jungla”?

Nosotros nos hemos dado un orden mediante quien ejerce el imperio de la ley y resguarda el orden que es Carabineros de Chile, y este grupo está dotado de la tecnología para poder atacar los hechos de violencia de la mejor forma posible. Indudablemente lo que sucedió ahí es condenable, pero de ahí a evaluar de mala forma lo que Carabineros, a través de este grupo, estaba haciendo en la Araucanía, es un despropósito. Aquí sólo cabe respaldar a Carabineros, ellos también se vieron involucrados en un enfrentamiento, fueron balas de ida y de vuelta y, lamentablemente, cayó una persona que aparentemente no tendría participación en los hechos.

Es sabido que la ex Presidenta Michelle Bachelet concentra la mayor cifra de mapuches fallecidos a manos de carabineros en democracia. ¿En ese sentido, cree que hay aprovechamiento político de algunos sectores, principalmente de la ex Nueva Mayoría, al condenar con tanta vehemencia lo ocurrido con Camilo Catrillanca?

Lamentablemente tengo que presumir que es un acto puntual, aislado, afortunadamente, que busca como propósito indudablemente cohesionar a la oposición en relación a este hecho. Yo lo viví al interior de la Cámara de Diputados mientras discutíamos el presupuesto cuando llegó la noticia de este lamentablemente hecho, y yo vi una desesperación por parte del Frente Amplio y de parlamentarios del Partido Comunista, de resaltar la situación para poder buscar una cohesión y, hasta ese minuto, el diálogo fluía bastante bien, no en beneficio del Gobierno, sino que de toda la ciudadanía, porque se estaban aprobando importantes partidas. Evidentemente la oposición está buscando este tipo de situaciones para buscar unión, porque están claramente desarticulados y estos son puntos que, en apariencia, los une. Yo creo que aquí lo importante es que se haga efectivamente oposición , pero sobre los mínimos requisitos democráticos, y eso tiene que ver con que dejemos actuar a la justicia para que todos tengamos claridad.

¿Qué le parecen estas solicitudes de renuncia del ministro Chadwick o del intendente Mayol por parte de la oposición?

Es parte del juego de la oposición que no conduce a nada, es el Presidente de la República quien nombra y destituye en su cargo a todos los funcionarios de confianza que él tiene y, en ese sentido, creo que es un despropósito, y para qué decir amenazar con llevar a la Cámara al ministro Andrés Chadwick para interpelarlo, eso me parece que está fuera de lugar.

Crédito: Montserrat Rollano – Diario UChile