La iniciativa propone una comisión autónoma que contará con dos meses para fijar ingresos de las altas autoridades del Estado. Mientras tanto, las dietas de senadores y diputados experimentarían una reducción del 50 por ciento si es que el senado da luz verde a este proyecto.

Por 150 votos a favor fue aprobado este miércoles el proyecto de reducción de la dieta y otras remuneraciones de las altas autoridades en la Cámara de Diputados.

Dicho monto, deberá ser fijado por una comisión autónoma en el transcurso de dos meses; sin embargo, durante ese tiempo, la dieta parlamentaria se verá reducida en un 50 por ciento.

Según se sabe, la comisión encargada de evaluar la reducción lo hará así cada cuatro años y estará conformada dos integrantes del Banco Central, dos miembros elegidos por Alta Dirección Pública y uno designado por el Presidente de la República.

Posterior a la votación, el diputado autor de la moción, Gabriel Boric, recordó cuales fueron los orígenes de la misma y se mostró conforme con el resultado.

“Cuando presentamos este proyecto hace seis años, nos dijeron que éramos populistas y que lo presentamos porque sabíamos que era imposible hacerlo. Con esto hemos demostrado que es posible correr esas barreras y ha sido gracias a la gente que se ha movilizado”, indicó.

Asimismo, el también coautor de esta iniciativa, diputado Giorgio Jackson, reiteró que lo logrado en la votación no hubiera sido posible de no ser por el movimiento social que hizo presión desde las calles.

La aprobación unánime refleja que la presión social hoy día está haciendo efecto en los representantes. Esperamos que también lo haga para que el Ejecutivo se allane y no tengamos pensiones que estén por debajo de la línea de la pobreza, además de un sueldo mínimo que esté por sobre la línea de la pobreza para una familia de cuatro personas”, precisó.

Hay que recordar, además, que este proyecto considera que el ahorro concebido por la reducción de las dietas deberá ser destinado en su totalidad a financiar temáticas sociales.

En detalle, la iniciativa probada este miércoles, incluyó solamente a parlamentarios, altos cargos del Congreso Nacional, el Gobierno, intendentes y gobernadores.

El diputado de la Democracia Cristiana, Matías Walker, explicó posteriormente la razón por la cual no se incluyó a los alcaldes en esta reducción.

Matías Walker.

“Los alcaldes nos hicieron ver que, así como había alcaldes que tenían remuneraciones brutas de las ciudades grandes, que como pagaban menos impuestos y podían tener incluso remuneraciones líquidas más altas que los parlamentarios, hay otros alcaldes de comunas rurales apartadas que tienen remuneraciones mucho menores”, explicó.

En tanto, el Ministerio Público y el Poder Judicial tampoco fueron incluidos en la reducción, algo que fue duramente criticado por el diputado UDI, Jorge Alessandri.

Pedíamos que los tres poderes del Estado dieran una señal de apretarse el cinturón, ya sea en remuneraciones y gastos de operaciones. Tampoco se aprobó la rebaja que proponíamos para los gastos de operación de los propios diputados. La izquierda y la oposición no quiso renunciar a los teléfonos celulares, a los vales de bencina, a los viáticos”, criticó.

Según indicaron los parlamentarios autores de la moción aprobada, se espera que la comisión técnica considere como piso el 50 por ciento transitorio en la reducción parlamentaria.

Luego de este resultado, el proyecto será despachado al Senado para su continuar su trámite legislativo.

Crédito: Diario UChile