Diputados y diputadas apuntaron sus dardos a la fuerte presión que ejerció el Gobierno con su estrategia de pasar “por vía rápida” la tramitación del cuestionado acuerdo. Ahora será revisado en las comisiones de Hacienda y Relaciones Exteriores del Senado, en donde esperan menos obstáculos para su ratificación.

Luego de intensas jornadas y de presiones cruzadas entre el Gobierno y organizaciones sociales, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de acuerdo que ratifica el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, o TPP-11. Así, el acuerdo que requería de un quórum simple para ser ratificado, se aprobó en una cerrada votación con 77 votos a favor, 68 en contra y dos abstenciones.

Tan estrecha fue la instancia, que finalmente fueron votos de la oposición los que le dieron el triunfo a un Gobierno que no escatimó en esfuerzos para asegurar su aprobación. Pese a lo que se creía, no fueron solo los votos de la Democracia Cristiana los que le dieron el triunfo a la iniciativa suscrita por el gobierno de Michelle Bachelet, sino que fueron parlamentarios de distintas bancadas los que terminaron por aprobar el TPP-11.

De la llamada “oposición”, Pepe Auth (Independiente), Jaime Tohá (PS), Carlos Jarpa (PR), José Meza (PR), José Pérez (PR), Daniel Verdessi (DC), Matías Walker (DC) y M. Ángel Calisto (DC) dieron su voto a favor. Mientras que las dos abstenciones vinieron por parte de la falange: una del presidente de la Cámara, Iván Flores, y la otra por parte de Manuel Matta.

En la Sala estuvieron presentes la ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, y el ministro de Agricultura, Antonio Walker.

Uno que estuvo presente durante toda la jornada y en numerosas presentaciones en el Congreso, fue el ministro de Agricultura, Antonio Walker, quien, luego de aprobado el tratado, conversó con Diario y Radio Universidad de Chile sobre las expectativas del Ejecutivo para la próxima instancia: el Senado.

“Yo creo que el debate que se viene en el Senado va a ser muy importante para ratificar este acuerdo. Esta era una política de Estado, una política exterior de Chile, que viene hace 30 años y, como aquí se dijo, esto partió el año noventa con el primer tratado de libre comercio. Nosotros estamos reafirmando algo que el ex Canciller, Heraldo Muñoz, y la presidenta Bachelet habían suscrito”, dijo el secretario de Estado.

La aprobación del TPP-11 en la Cámara de Diputados rápidamente generó reacciones de quienes fueron los protagonistas de la votación. Parlamentarios y parlamentarias de distintos sectores manifestaron sus sensaciones frente a lo que fue una fugaz tramitación del proyecto.

Fue esto último en lo que quiso enfatizar la diputada de la Federación Regionalista Verde Social, Alejandra Sepúlveda, quien acusó una presión desmesurada por parte del Gobierno de Sebastián Piñera, en el marco de una estrategia por apurar la tramitación del proyecto.

“Yo creo que ya está bueno de esta presión del Ejecutivo permanentemente. Primero por pasar vía rápida los proyectos de ley, especialmente este tratado, que tuvimos la posibilidad de retrasar, pero lamentablemente no hubo la posibilidad de que se pudiera estudiar en cada una de las comisiones. ¿Por qué no fue a la Comisión de Salud en términos de lo que podría complicar a los medicamentos? Yo creo que fue una revisión de este tratado absolutamente insuficiente”, sostuvo la parlamentaria.

Diversos movimientos pro-defensa del medio ambiente se manifestaron en el frontis del Congreso Nacional en Valparaíso.

Pero dentro de los que rechazaron el TPP-11 también hay quienes ven el vaso medio lleno. Es el caso del diputado del Frente Amplio, Giorgio Jackson, quien indicó a Radio Universidad de Chile que, si bien la sensación es de frustración por la derrota, valora la instancia que se generó en la Cámara Baja y espera que la situación se de vuelta en el Senado.

“Creo que esa discusión que se empezó a dar de manera más ampliada, facilitó que hubiera una gran cantidad de parlamentarios y parlamentarias escépticos a lo que podían ser los beneficios de este proyecto y la no consideración de los costos asociados y los riesgos”, dijo el diputado de Revolución Democrática.

Además, agregó que “por lo mismo, yo creo que, efectivamente, avanzamos muchísimo en cuanto a las voluntades que estaban para rechazar este tratado, pero no fue suficiente y eso también nos hace tener un momento de reflexión de qué es lo que tenemos que hacer para poder informar con mayor prontitud y anterioridad los riesgos de un tratado como este”.

Sensación contraria a la del diputado independiente Pepe Auth, quien votó a favor de ratificar el acuerdo, pero que, pese a eso, se mostró decepcionado de lo que calificó como una “vuelta de chaqueta” por parte de la centro-izquierda respecto del legado de los gobiernos de la ex Nueva Mayoría.

“Son los votos de la derecha, con apenas 8 votos de centro-izquierda, los que hemos reafirmado el camino de integración económica al mundo. Yo estoy decepcionado porque no puede una fuerza política comportarse de una manera cuando es gobierno y de una manera radicalmente distinta cuando es oposición. Eso han hecho el Partido Socialista y el PPD, dándole la espalda a la decisión de la presidenta Bachelet y del Canciller Muñoz”, señaló Auth.

De esta manera, luego de haber sido aprobado de manera particular y general, el proyecto de acuerdo que ratifica el TPP-11 pasará a segundo trámite legislativo en la Cámara Alta, en donde en primera instancia será revisado por las comisiones de Hacienda y de Relaciones Exteriores.

Crédito:Tomas González F.- Diario UChile