La información la entregó Omar Jara, secretario general de gobierno(s). Así se destraba un conflicto en el que la oposición había intentado impulsar la idea de no invitar al mandatario venezolano.

Con críticas fue recibida la declaración del gobierno en la que se explicitaba la invitación a Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela, al cambio de mando a llevarse a cabo este 11 de marzo. El vocero (s) de Gobierno, Omar Jara, señaló que “el gobierno de Chile ha invitado a una ceremonia de Estado, que es la ceremonia de traspaso de mando, a un conjunto de países, como lo hace desde 1990″. Asimismo, agregó que “desde ahí en adelante ha habido una práctica protocolar de invitar al conjunto de países con los cuales tiene relaciones diplomáticas y, en particular, a los de América Latina. Esa práctica va a seguir adelante, se ha invitado a todos los países que se ha tenido que invitar”.

La situación fue recibida con decepción por parte de distintos ex ministros pertenecientes tanto a Chile Vamos como a la Nueva Mayoría. En una carta dirigida a la Presidenta Michelle Bachelet, 14 ex ministros de Estado entre los cuales se encuentran Andrés Velasco, Andrés Zaldivar, mariana Aylwin, Jaime rabinet, jorge Burgos y Luciano Cruz-Coke, los ex titulares solicitan a la mandataria “un gesto de solidaridad con los pueblos de Cuba y Venezuela, que sufren la represión de quienes abusan del poder a fin de perpetuarse en él e impedir la consolidación de un sistema democrático, como sí lo ha logrado Chile después de mucho sufrimiento”.

Además, tildan a los gobiernos de ambos país de ilegítimos: “Los gobiernos de los países citados anteriormente no son legítimos, puesto que en el ejercicio del poder han perseguido y silenciado a voces disidentes, suprimiendo las más elementales libertades y violando sistemáticamente los derechos humanos”.

La misiva termina señalando que “consideramos que el gobierno chileno comete un grave error en reiterar la invitación al cambio de mando presidencial, a Nicolás Maduro, y a Raúl Castro, quienes son incapaces de garantizar en sus respectivos países la alternancia en el Poder, por medio de la celebración de elecciones libres, justas, plurales y democráticas”.

Crédito: Diario Uchile