publicidad-webypunto-300x250

El proyecto que será firmado este lunes por la Presidenta, faculta al próximo Congreso a definir el mecanismo para el cambio constitucional. Una de las sorpresas es saber si se mantienen los 2/3 de quorum para acceder a la redacción de una nueva carta magna o se reduce a la aprobación de 3/5 de los representantes.

Este lunes la Presidenta Michelle Bachelet firmará el proyecto de reforma al capítulo XV de la Constitución.

El envío del proyecto al Parlamento, originalmente comprometido para el segundo semestre de 2016, faculta al próximo Parlamento para definir el mecanismo por el cual se modificaría la carta fundamental que Chile arrastra desde la Dictadura.

En la propuesta se incluyen cuatro vías de cambio: una comisión bicameral, una convención constituyente mixta entre parlamentarios y ciudadanos, asamblea constituyente, y la posibilidad de convocar a un plebiscito ciudadano para definir entre las alternativas anteriores.

En el proyecto se mantendría el requisito de quorum que establece que la modificación constitucional solo es posible con el acuerdo de 2/3 de los diputados y senadores. Esto, pese a que las facciones más progresistas de la coalición han insistido en la necesidad de rebajar el número de aprobaciones a 3/5 de los representantes (tal como se pide para la modificación de leyes simples), de lo contrario, advierten, sería imposible alcanzar los votos para una nueva Constitución.

Crédito: Diario Uchile