publicidad-webypunto-300x250

El presidente de la Corte Suprema se refirió a la carta que enviaron a la Presidenta Michelle Bachelet en la cual emplazan al Gobierno a prestar más atención al Poder Judicial, y cuestionaron la paralización de proyectos de ley que tienen que ver con la labor de los tribunales de justicia, y en la cual criticaron el congelamiento de las remuneraciones de los jueces. “Queremos llamar la atención, hay que meter un poquito de boche”, señaló.

“Para qué me voy a preocupar del hijito que está bien en la pega, para qué le voy a llevar regalo de cumpleaños si no necesita nada, y lo dejan y se produce una desatención”.

Esta fue la analogía hecha por Hugo Dolmestch, presidente de la Corte Suprema, para explicar la razón detrás de la carta que enviaron hace diez días a la Presidenta Michelle Bachelet, y en la cual se quejan, principalmente, del congelamiento de las remuneraciones e incentivos económicos para el Poder Judicial.

En entrevista con El Mercurio, la máxima autoridad judicial señaló que ya el año pasado el Poder Judicial se quedó sin reajuste, por lo que esto sumado a los congelamientos de los salarios puede generar perjuicios a miles de funcionarios: “Ni siquiera les ha llamado la atención a los parlamentarios, antes de la carta; creen que estamos satisfechos de todo y no es así. Ya le dije cuál es el fondo del asunto, no es sólo cuestión de plata”.

Dolmestch señaló que si bien los salarios en la carrera judicial son buenos, lo que ha posibilitado la llegada de profesionales de calidad, de mantenerse esta tónica se comenzaría a ver una fuga de funcionarios desde el Poder Judicial; lo mismo sucede con el fin del bono del incentivo al retiro, lo que permitía renovar a los funcionarios.

No obstante reconocer que las relaciones con la Presidenta son “estupendas”, y que el recientemente nombrado ministro de Justicia, Jaime Campos, es cercano a muchos integrantes del Pleno de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch reiteró que existe desatención de parte del Ejecutivo, ya que “todos necesitamos un cariñito”, aseguró.

“Nos han hecho promesas. Han recibido peticiones y nos dicen que lo vamos a ver. Ahí es donde se produce la desatención, no sé si es el término correcto. La Presidenta respecto al Sename dijo ‘le pido al país que derrotemos la indolencia’, y aquí se produce indolencia siempre”.

Sobre los proyectos de ley que desde el Poder Judicial consideran prioritarios para superar este impasse, se encuentran, a juicio del presidente del Máximo Tribunal, “el que crea 110 jueces en distintos tribunales de primera instancia del país (…) Lo otro que nos interesa es el incentivo al retiro que se lo entregamos en sus manos a la ministra Javiera Blanco”.

Dolmestch criticó que la Reforma Civil se haya paralizado por una supuesta falta de presupuesto. Esta iniciativa contempla, entre cosas, “la digitalización de los expedientes de tribunales civiles”. Por lo mismo, el presidente de la Corte Suprema aseguró que en este caso “nos dejaron clavados”.

Sobre la crisis del Sename, Hugo Dolmestch reconoció que observa “con dolor” este proceso. Por lo mismo, señaló que desde la judicatura están preocupados por esto, y piden que el Estado redistribuya recursos e infraestructura que los tribunales han dejado de utilizar y estos sean reutilizados para el funcionamiento de los centros del Sename.

Finalmente, el presidente de la Corte Suprema tuvo palabras sobre el debate previsional que se está llevando a cabo entre la opinión pública nacional, y que ha tenido como máximos hitos las multitudinarias marchas y el paro nacional del pasado 4 noviembre, todos ellos convocados por la Coordinadora No +AFP

“La reacción de la gente es legítima, debiera haber cambios, pero a las AFP no veo manera de reemplazarlas porque el sistema o es del Estado o no. Para qué nos vamos a poner una venda en los ojos, la gente tiene lagunas, no junta plata”, concluyó.

Crédito: Diario Uchile