En conversación con radio y Diario Universidad de Chile la Intendenta de la Región de Arica y Parinacota, Gladys Acuña señaló que el Ministerio de Bienes Nacional barajará tres alternativas para solucionar el problema, las cuales serán analizadas con visitas en terreno.

Este lunes, la intendenta de la Región de Arica y Parinacota, Gladys Acuña, se reunió con la ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma, entre cosas para discutir posibles soluciones al conflicto que produjo la cesión de terrenos indígenas al Ejército de Chile.
Se trata de ocho mil setecientas hectáreas de terrenos que fueron entregadas, mediante el Acta de Chena IV y el Decreto 215, para que los militares realizaran ejercicios. Esto hecho fue denunciado por las comunidades aymaras de Socoroma.
La intendenta señaló que durante la mañana de este lunes la Ministra de Bienes Nacional tuvo la primera reunión con el Ejército y el Ministerio de Defensa para ver este tema, donde se habrían explorado alternativas para solucionar este problema.
De acuerdo a sus palabras, serían tres las vías de solución que se plantean. Sin embargo, advirtió que no se harán públicas hasta que personal técnico del Ministerio visite la zona y haga los análisis pertinentes. La primera  evaluación en terreno estaría fijada para este jueves.
“Ahora se tienen sobre la mesa todos los antecedentes que no se tuvieron a la luz cuando se tomó la decisión de la firma del Acta de Chena. Hoy es una situación totalmente distinta a la de aquella oportunidad, porque está la solicitud de terrenos ingresada a Bienes Nacionales y hay conocimiento sobre los vestigios arqueológicos que puedan existir en el lugar”, señaló.
Gladys Acuña responsabilizó a la Corporación de Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) de la falta de información cuando el Ministerio de Bienes Nacional tomó la decisión de ceder los terrenos.
“La Conadi no había informado respecto de la situación específica de que se iba a solicitar una regularización de terreno o un reconocimiento de territorio ancestral de esa magnitud. De hecho la solicitud ingresada por la Conadi es posterior al decreto que otorgó la destinación al Ejército de esas ocho mil hectáreas. Por otra parte, los terrenos no están en la Provincia de Parinacota, por lo que no se hacía aplicable el Convenio 169 y una eventual consulta indígena”, afirmó.
La intendenta enfatizó en que los terrenos no se transfieren en propiedad al Ejército, sino que solo en uso. Si bien aseguró que no manejan un plazo específico en el que se presentarán las alternativas para solucionar el problema, dijo que esperan resolverlo antes de que termine el año.

Crédito: Karina Palma – Diario UChile








No tags for this post.