publicidad-webypunto-300x250

Los más de 2 mil millones de pesos invertidos en SQM son solo parte de la cartera de acciones compradas por el socialismo entre 2000 y 2004. Desde el partido acusan organización comunicacional para desprestigiarlos, mientras aseguran que la responsabilidad es del Comité Patrimonial.

“Estamos a la espera de la declaración oficial de la directiva del partido”, dijo el jefe de la bancada de diputados socialista, Daniel Melo, para referirse a los dineros que el PS habría ganado gracias a inversiones en empresas como SQM.

El parlamentario insistió en la necesidad de conocer la voz unitaria “en una cuestión tan complicada como la vivida”.

Sus palabras dicen relación con el reportaje elaborado por AHN de Mega, donde se revelaron las millonarias inversiones en acciones y bonos que tiene el partido en compañías como Soquimich, Pampa Calichera, Autopista del Sol, Vespucio Norte y una serie de sanitarias y eléctricas.

A través de la Ley de Transparencia, el equipo periodístico accedió a la información contable entre 1999 y 2015. Así, establecieron que entre 2000 y 2004 “el Fisco paga al PS más de $7 mil 200 millones como indemnización por los bienes expropiados en dictadura”, dineros que fueron invertidos en la Bolsa de Valores y, luego, en mercados extranjeros.

La ganancia monetaria por esas inversiones es millonaria. En 2009, el socialismo tenía un patrimonio de 13 mil 794 millones de pesos, de los cuales, al menos, dos mil millones fueron invertidos en SQM, empresa controlada por Julio Ponce Lerou, ex yerno de Augusto Pinochet.

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, Daniel Melo calificó de “maniobra política” ejecutada desde la derecha política a través del canal de televisión para “ensuciar la imagen del socialismo”, y preferió no referirse a los nombres de las personas que tienen conocimiento de los movimientos financieros de la colectividad.

“El patrimonio del PS es fruto del trabajo, de la participación de más de cincuenta años de historia hasta antes del golpe de Estado”, los que fueron retornados con el regreso de la democracia, dineros administrados por la Comisión de Patrimonio, instancia ajena a las mesas directivas del partido, y que fue dirigida por Alberto Arenas, el ex ministro de Michelle Bachelet.

Su declaración coincide con la de Osvaldo Andrade, el diputado y ex presidente del lugar negó su responsabilidad en la elección de la cartera de inversiones: “Pero y por qué tengo que hacer eso, si yo tengo que tomar decisiones en mi condición de presidente del Partido Socialista. Y las decisiones (de inversiones) son de carácter privado”, declaró.

Pese a ello, y en conversación con nuestra emisora, el diputado Melo reconoció que sería necesario que los dineros del partido no estuvieran puestos en esas empresas, “pero ese es el debate que debemos mirar a futuro”.

Crédito: Paula Campos  – Diario Uchile