En el marco del Caso Corpesca, el exsenador UDI detalló también otras compañías con las que se contactó para financiar campañas políticas. Se espera recoger más de 300 testimonios, en un juicio que podría extenderse hasta por siete meses.

El exsenador UDI Jaime Orpis entregó este lunes su primera declaración en el marco del Caso Corpesca.

Son 21 años de cárcel lo que actualmente pide la Fiscalía para Orpis, por delitos de fraude al fisco, cohecho y delitos tributarios.

Según la Fiscalía, el exparlamentario recibió aportes de la empresa Corpesca durante la elaboración de la nueva Ley de Pesca.

La defensa de Orpis, al mando de Sergio Rodríguez, intenta probar que los aportes eran un mecanismo usados en la época para financiar campañas políticas.

La declaración del exsenador, que continuará durante esta semana, estuvo centrada en su historia política, así como en demostrar que también recibió aportes de otras empresas: “Hice lo que todos hicieron, recorrer muchas empresas para financiar esta etapa que yo denominaría de precampaña, antes del 13 de octubre, y después de recorrer un sinnúmero de empresas”, indicó.

Orpis detalló que algunas de las empresas, además de Corpesca, fueron Agrícola Tarapacá, Entel, Costanera y GTD. “Salvo la última, que fue para financiar deudas de campaña, el resto fue para financiar la campaña”, aseguró.

Concluida la declaración, el abogado Sergio Rodríguez sostuvo que “no importa que lo haya financiado una empresa de telecomunicaciones para que después hubiese votado a favor de una ley en relación con esa empresa de telecomunicaciones. Simplemente son donaciones políticas, que era la práctica habitual de cómo se financió la política en esos años”.

La declaración de Orpis es la primera de las más de 300 que pretenden recogerse en el caso. El juicio, en su totalidad, podría extenderse hasta por siete meses.

Crédito: Diario Uchile